Sucesos

Detenido por atracar una gasolinera con un cuchillo

07.07.2016 | 04:20
El asalto fue perpetrado el 26 de junio en una gasolinera situada en la calle de Colom.
El asalto fue perpetrado el 26 de junio en una gasolinera situada en la calle de Colom.

El 26 de junio asaltó, cuchillo en mano, cabeza embutida en un pasamontañas, una gasolinera en la calle de Colom. Nueve días después, anteayer, fue detenido el presunto autor del robo con intimidación. Es un individuo con una treintena de antecedentes policiales por delitos de diversa ralea.

El atraco fue cometido aquel domingo, a eso de las 5.30 de la tarde. Al parecer, el asaltante aprovechó que no había nadie en las inmediaciones de la estación de servicio, ni ningún cliente en el interior, para irrumpir en el local, ubicado en la calle de Colom, junto a la avenida de Santa Eulàlia.

El atracador se encaminó hacia el empleado. Llevaba puesto un pasamontañas que le tapaba parte del rostro y blandía un arma blanca, un cuchillo, para amedrentar a la víctima. Dame el dinero, le espetó, y el trabajador, ante la amenaza, abrió la caja registradora.

El delincuente, sin dejar de esgrimir el arma de amedrentamiento, se hizo con unos 185 euros de botín que pudo conseguir en aquel momento. Se metió los billetes de la recaudación en los bolsillos de sus pantalones, dio media vuelta y salió de la gasolinera. El malhechor escapó a pie, pero no ha trascendido si después subió a un vehículo para proseguir su huida.

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Municipal supieron del atraco unos segundos después y dotaciones de uno y otro cuerpo acudieron a la estación de servicio. Los agentes hablaron con la víctima y difundieron la descripción del sospechoso a todas las unidades disponibles aquella tarde, por si alguien lo veía por la calle. Pero la batida de urgencia fue infructuosa, no así las indagaciones posteriores.

Pesquisas
La unidad de investigación del Àrea Bàsica Policial (ABP) de Terrassa de los Mossos d'Esquadra abrió una investigación tras recibir la denuncia correspondiente; las pesquisas policiales llevaron en pocos días a la identificación de un sujeto.

El sospechoso no estaba en Terrassa, sino en Barcelona. Los mossos, acumulados los indicios, difundieron una orden de detención y el martes pasado unos agentes localizaron y detuvieron al presunto atracador en la Ciudad Condal. Luego lo trasladaron a la comisaría de Terrassa para la instrucción de diligencias a la espera de pasar a disposición judicial.

El arrestado, acusado de un delito con violencia e intimidación, tiene un historial abultado: treinta antecedentes policiales por diversos delitos. Es de nacionalidad española y cuenta 41 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook