Detenido por una agresión y por esgrimir un cuchillo en una pelea

06.07.2016 | 04:20

Logró escapar a una primera persecución, pero los agentes tardaron poco tiempo en encontrarlo, y en detenerlo. El individuo está acusado de causar lesiones graves a un joven en un ojo y de exhibir un cuchillo en la reyerta, desatada el sábado en el Parc de Vallparadís.

Eran las 4.35 de la madrugada cuando la Policía Municipal supo de una pelea que se había desencadenado en la plaza de la Quadra de Vallparadís. Unos testigos informaron a unos agentes locales. Dijeron que una docena de personas había participado en la refriega y facilitaron la descripción de algunos de ellos, incluso el nombre de un sujeto. Un tipo iba tocado con gorra de color rojo. Otro presentaba barba. Uno de los implicados había mostrado un machete.

Los guardias localizaron a un herido, que había recibido un golpe en un ojo, y solicitaron la presencia de una ambulancia. Lo trasladaron al Hospital de Terrassa pues, según el equipo sanitario que lo atendió en primera instancia en el parque, parecía sufrir una grave lesión en la córnea.

Grupo de sospechosos
Los policías, que en el mismo sitio denunciaron a un individuo por esgrimir un sacacorchos, se dedicaron a buscar a los agresores. A las 5.10 encontraron a un grupo de sospechosos en el Parc de Vallparadís y se dirigieron a ellos para identificarlos y cachearlos, pero uno de los tipos echó a correr y se escabulló. Su descripción la conocieron todos los guardias que patrullaban aquella madrugada por la ciudad. Viente minutos después de la huida, unos agentes dieron de nuevo con los sospechosos. Y el fugitivo no pudo huir esta vez. Los guardias lo interceptaron y en el registro le hallaron un cuchillo de grandes dimensiones.

El presunto autor de la agresión fue detenido; está acusado de cometer un delito de lesiones y otro de amenazas con arma blanca. Los testigos directos de los hechos lo reconocieron. El arrestado fue trasladado a la Jefatura de la policía local para la instrucción de las diligencias penales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook