Salud

El 40% de los campamentos no ofrece información sobre alergias infantiles

05.07.2016 | 04:20
Niños con alergias, más seguros en los campamentos preparados.
Niños con alergias, más seguros en los campamentos preparados.

Los campamentos de verano deben incluir al menos dos autoinyectores de adrenalina en sus botiquines para tratar los casos de anafilaxia en niños con alergia, según reclama la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP). Un análisis realizado por esta entidad sobre los programas de formación de monitores de tiempo libre que trabajan en lugares de este tipo y las páginas web de 30 campamentos ha comprobado que estos medicamentos no son habituales en estos espacios de ocio infantil y que los monitores no tienen formación en enfermedades alérgicas.

La SEICAP pide también una mayor sensibilización y concienciación sobre alergias infantiles y denuncia que el 40% de los campamentos no ofrece información sobre estas patologías en sus webs. Para los expertos en pediatría alérgica los programas de formación de los monitores deben incluir temas como el asma, la alergia alimentaria y la alergia por picadura de himenópteros (abejas y avispas). La agrupación de alergólogos denuncia que el personal recibe formación sobre primeros auxilios, "pero nada sobre alergias infantiles".

Las reacciones anafilácticas en niños ocurren con frecuencia fuera de casa, en comidas, excursiones, en la escuela o campamentos, como el ocurrido hace dos años en una granja escuela de Madrid. Están causadas sobre todo por alimentos (entre el 30 y el 50% de los casos) o el veneno de himenópteros, también frecuentes en verano, según datos de la SEICAP.

"Es cada vez más frecuente que haya algún niño con una enfermedad alérgica pues uno de cada diez sufre asma y entre un 4 y un 8% tiene algún tipo de alergia alimentaria", indica el doctor Juan Carlos Juliá, coordinador del Grupo de Trabajo de Educación Sanitaria de la SEICAP, una entidad que organiza y subvenciona campamentos destinados a niños alérgicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook