Detenido por agredir a unos policías locales que querían cachearlo

28.06.2016 | 04:20

Llevaba encima una papelina de cocaína y seguramente por eso se sublevó, porque los agentes que intervenían con su amigo en un control de alcoholemia le vieron hacer una maniobra extraña. Y lo acabaron deteniendo por agredirlos. Ocurrió el sábado en el paseo del Vint-i-dos de Juliol.

A las tres de la madrugada, unos agentes de la Policía Municipal que realizaban un control de alcoholemia pararon un coche e instaron a su conductor a soplar en el alcoholímetro. Según la policía, mientras el conductor hacía la prueba, su acompañante se escondía algo en los pantalones.

Los guardias lo vieron, observaron el movimiento, y conminaron al pasajero a salir del coche para cachearlo. Y él se enojó. Se mostró "muy agitado y hostil", indicó la policía local.

Heridos
Lo hicieron apearse del vehículo y nada más salir, se abalanzó sobre los agentes. Según la información policial, varios guardias resultaron heridos en el embate y el sospechoso fue reducido y arrestado por los mismos agentes. Está acusado de delitos de desobediencia, resistencia y atentado. En el registro, los policías le confiscaron una papelina de coca que portaba en un forro del pantalón. Los guardias y el arrestado fueron explorados en el mismo hospital, en Mútua Terrassa.

El conductor, que dio positivo de alcoholemia con una tasa de 0,38 miligramos, fue denunciado por portar una navaja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook