Hoy arranca la temporada de baño en las piscinas municipales

24.06.2016 | 04:20
La piscina del Parc de Vallprradis, una de las citas más populares del verano egarense.
La piscina del Parc de Vallprradis, una de las citas más populares del verano egarense.

Un año más la temporada de baño arranca coincidiendo con la celebración de la festividad de Sant Joan y acompañada de altas temperaturas. Las piscinas municipales abren hoy sus puertas al público en una campaña que este año se alargará hasta el 4 de septiembre.

A la temporada de baño se suman la piscina del Parc de Vallparadís, la de Sant Llorenç, la de La Maurina y la de Les Arenes. Todos los equipamientos abrirán puertas todos los días de la semana (de lunes a domingo) desde las 10,30 de la mañana hasta las 19,30 de la tarde.

Acceder a las piscinas municipales costará 6,80 euros al día a los mayores de 14 años, 5,30 euros a los niños de 7 a 13 años y 5 euros a los jubilados. Los menores de 7 años podrán acceder a las piscinas públicas de forma gratuita durante toda la temporada.

El régimen de tarifas incluye precios especiales para colectivos. Así, las escuelas, los esplais y los cursillos pagarán 2,90 euros por persona y día, mientras que los usuarios en horario exclusivo de tarde (a partir de las 16h.) pagarán 4,20 euros.

Como cada año, el grueso de los usuarios de las piscinas municipales acude a los espacios de baño provisto de abono. A principios de junio se abrió el plazo para la tramitación, que prevé descuentos por uso y por perfil del usuario que pueden alcanzar el 75%.

El abono de temporada cuesta este año 91,25 euros a los niños de hasta 13 años y, a partir de esa edad, el importe es de 116,20 euros. El colectivo de jubilados dispone de un abono especial de 67,70 euros y las familias tarifa bonificada propia de146,70 euros. Los abonos para familias monoparentales o encabezadas por abuelos son de 188,70 euros.

La apertura de las piscinas municipales coincide con un repunte de las temperaturas y el anuncio de un periodo dominado por el sol y la ausencia de precipitaciones. La única salvedad es el domingo, día en que las predicciones apuntan un aumento de la nubosidad.

El arranque de la temporada de baño coincide con el final del curso lectivo, lo que convierte a los niños y adolescentes en los protagonistas de las actividades que cada verano programan los distintos equipamientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook