Rechazo vecinal a la propuesta de ampliación del INS Can Roca

23.06.2016 | 08:41
La parcela de la calle de Vilafranca del Penedès que en la actualidad sirve de aparcamiento.
La parcela de la calle de Vilafranca del Penedès que en la actualidad sirve de aparcamiento.

Por ser provisional, por no haber contado antes con los vecinos al concebirla y porque la idea supone restar más de mil metros cuadrados de vía pública al barrio. Éstas fueron algunas de las razones que dio ayer el presidente de la A VV del Pla del Bonaire, Lluís Núñez, para rechazar "los planes del Departament d'Ensenyament y el Ayuntamiento" -indicó- de ampliar el INS Can Roca hacia la calle de Vilafranca del Penedès, en una operación "que además supondría acabar con más de cincuenta plazas de aparcamiento en el barrio", añadió. Fue en el Casal Cívic Pla del Bonaire.

El INS Can Roca es un centro público de secundaria que funciona en módulos y que de una forma provisional se encuentra en la avenida de Béjar, a la espera de disponer del nuevo edificio que se prevé inaugurar en 2018-19. El Consistorio de Terrassa anunció en abril que cedería a Ensenyament una parcela de 1.100 metros cuadrados en la calle de Vilafranca para que así el instituto pudiera encajar los nuevos "barracones" y el patio necesarios para los dos próximos cursos.

A raíz de una reciente reunión mantenida con Ensenyament y con la concejal de Educación, Rosa Maria Ribera, Núñez explicó que la intención de las administraciones "es usar los mil metros cuadrados de la calle de Vilafranca como patio para el instituto". En este sentido, la A VV expresó ayer en un comunicado "su absoluta disconformidad con la ocupación de la vía pública" en la mencionada calle que, a entender de la entidad, implica la propuesta.

Instancia
Núñez también afirmó que para contrarrestar la pérdida de aparcamiento que supondría la ampliación, el Consistorio propone "crear una zona de estacionamiento restringido para residentes cercana al bloque número 19", y también hacer que en dos tramos próximos de la avenida de Béjar y en uno de la calle de San Feliu de Llobregat, "los vehículos deban aparcar en batería para así ganar espacio de estacionamiento en el barrio."

La A VV se muestra contraria a dicha propuesta "por improvisada" y "porque no soluciona la ocupación de la vía pública". En esta línea, la entidad registró ayer una instancia en el Ayuntamiento para que el gobierno local justifique por qué los alumnos del INS Can Roca no pueden usar como patio el de la cercana escuela Pere Viver -una sugerencia que la A VV ya expresó en la reunión con los representantes políticos-. Núñez recordó que la próxima semana empezarán a instalarse nuevos módulos del INS Can Roca para alumnos de bachillerato, y dijo que el equipo de gobierno está abierto a celebrar más reuniones para abordar el tema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook