Can Boada del Pi come arroz tras un concurso de paellas

22.06.2016 | 04:21
Unas 200 personas se apuntaron a comer tras el concurso de paellas.
Unas 200 personas se apuntaron a comer tras el concurso de paellas.

El fin de semana pasado también fue distinto en Can Boada del Pi. Este barrio del noroeste de Terrassa empezó sus fiestas ya el viernes con un correfoc, que después dio paso a la actuación musical de Rafa y Varo, y a una discomóvil a la que asistió "mucha juventud", según explica Sergio Ruiz, que es el presidente de Drac i Bruixes de Can Boada. Esta entidad organizó la fiesta mayor del barrio en conjunto con la asociación de vecinos.

En la agenda del sábado destacó la barbacoa, que al mediodía congregó a unos cincuenta asistentes. Más tarde empezó a llover y el pasacalles de Drac i Bruixes se suspendió. Los organizadores concentraron en el sábado la mayoría de los actos del programa, si bien el domingo también hubo diversión.

De entrada para los niños, que a las doce de la mañana vencieron el calor gracias a una fiesta del agua. Ya al mediodía, unas 200 personas comieron arroz tras celebrarse un concurso de paellas. Drac i Bruixes cerró el programa con una "tabalada" y el "baile del dragón."

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook