El curso se despide con protestas

20.06.2016 | 04:20
Una aula de infantil y primaria en la red pública.
Una aula de infantil y primaria en la red pública.

El  curso escolar está a punto de decir adiós y lo hará con intranquilidad. Directores y maestros de centros públicos protestaron el jueves frente al Parlament porque el departamento de Ensenyament ha dado marcha atrás a la ampliación de plantillas, argumentado como pretexto que el presupuesto para este 2016 se ha prorrogado.
Los docentes, que están recogiendo firmas en los centros (ya suman 179), se muestran indignados por el anuncio del Govern que ya se daba por hecho. Ensenyament se había comprometido con una partida de 211 millones de euros para reforzar los recursos humanos en áreas específicas, como la educación inclusiva y las escuelas de alta complejidad, así como a mejorar las sustituciones de los maestros.
Carles Lázaro, director de la escola Salvador Vinyals y representante en la junta central de directores de infantil y primaria pública, expresó la inquietud del colectivo. "Nos ha cogido por sorpresa porque parecía que el incremento de plantilla para cubrir servicios en centros que apuestan por la inclusión y de alta complejidad tenían luz verde y ahora se ha ido al traste. El departamento nos ha explicado que este verano analizarán cada partida con la voluntad de aplicar mejoras pero no sabemos hasta qué punto esta suspensión presupuestaria va a condicionar las medidas que debían implantarse. Nadie esperaba que las cuentas prorrogadas tuvieran tanto impacto". Para Lázaro, "la educación y la sanidad deberían blindarse y quedar al margen del juego político. Pero, a pesar de todo, hay que ser positivos y pensar que algo se arreglará". Por su parte, Emili Bars, director del INS Ègara y representante en la junta central de directores de secundaria pública, compartió las palabras de su compañero de trabajo. "Eran medidas que levantaron muchas expectativas y ahora se han paralizado por la falta de aprobación del presupuesto. Las propuestas iban más encaminadas a infantil y a primaria que a secundaria pero no por ello deja de ser una noticia preocupante. El colectivo se muestra decepcionado porque no se podrán cumplir".

"Una trampa"
La protesta de directores y maestros de la pública cuenta con el respaldo de los sindicatos USTEC, CCOO, CGT y ASPEPC, así como de partidos políticos como el PSC. Desde USTEC, el sindicato mayoritario en la docencia, consideran que la excusa que da el Govern de que no podrá implementar las mejoras a causa del presupuesto prorrogado es "una trampa". En este sentido denuncian que "la consellera de Ensenyament, Meritxell Ruiz, sabe perfectamente que hay capítulos del presupuesto que permiten hacer ampliaciones de crédito para cubrir servicios básicos y que esto incluye personal".
El sindicato CGT va más allá y califica la decisión del Govern como una "agresión" a la educación pública. Y recuerda que el Govern vivió una situación parecida en 2013 y que el presupuesto se amplió con una partida de tres mil millones de euros. CGT ha anunciado que, si la situación no se enmienda, convocará un plan de movilizaciones con huelgas al inicio del próximo curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook