Tribunales

El acusado de abusar de niños acepta 15 años de prisión

20.06.2016 | 04:20

Sí, dijo ante el tribunal. Sí a un acuerdo. Sí a reconocer los hechos, los abusos a cuatro menores, las grabaciones a los niños desnudos, la posesión de material pornográfico. El juicio fue breve, pues sirvió para rubricar la conformidad negociada días atrás: el terrassense acusado de abusos sexuales, cometidos en un club deportivo y en su domicilio, ha aceptado los cargos y será condenado a catorce años y nueve meses de prisión.
La semana pasada ya se había llegado a un principio de consenso en unas negociaciones encaminadas, sobre todo, a intentar evitar que las víctimas, niños que contaban 9, 10 u 11 años de edad cuando ocurrió todo, entre el 2008 y el 2014, se viesen obligadas a recordar en una sala, ante un tribunal, aquellos episodios de tocamientos. El acusado ha visto rebajada la pena de 33 años que, en conclusiones provisionales, reclamaba el fiscal. Será condenado a dos años y seis meses de prisión por cada uno de los cuatro delitos continuados de abusos sexuales a menores, a un año y seis meses de prisión por cada uno de los tres delitos de revelación y descubrimiento de secretos con vulneración de la intimidad y a tres meses por posesión de material pornográfico con menores.

La pena total, pues, será de casi quince años de cárcel y, según fuentes próximas al caso, es seguro que el reo permanecerá, como mínimo, siete años y medio entre rejas. Ya lleva un año en la cárcel, desde que pasó a disposición judicial. Hoy hace 365 días que el juzgado de instrucción número 3 de Terrassa ratificó su permanencia en prisión. La sentencia incluirá en su fallo, según dichas fuentes, una orden de alejamiento de nueve años y siete años de libertad vigilada.

El relato
El procesado era socio del club de hockey donde cometió algunos de los abusos sexuales a niños de 9, 10 u 11 años. El fiscal comenzó su relato de hechos con los diversos abusos sufridos por una niña a la que el acusado realizó tocamientos "metiendo su mano por dentro del bañador". Y lo continuó con el caso de un niño al que el acusado introdujo la mano "por dentro del pantalón y de la ropa interior tocando tanto sus genitales como sus nalgas" mientras estaba en la ducha, y lo grabó desnudo con su teléfono. A otro menor, según la acusación, el sospechoso le acarició sus partes "de manera continuada" en los vestuarios del club, grabándolo también con su móvil.
Tocó y filmó a otro menor que acudía a casa del procesado para jugar con sus hijos. El Ministerio Público refirió grabaciones a otros muchos críos que no han sido identificados y señaló que el encausado recopiló más de cinco mil fotografías y 66 vídeos. Deberá pagar 12.000 euros a cada una de las cuatro víctimas de los abusos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook