La A VV Can Roca urge a eliminar los bolardos hechos de cemento

16.06.2016 | 07:41
La calle de Ferran Casablancas, donde se alzan las estructuras de cemento en las aceras.
La calle de Ferran Casablancas, donde se alzan las estructuras de cemento en las aceras.

En la calle de Ferran Casablancas, situada en Can Roca, hay decenas de alzas de cemento que sobresalen de la acera. Los relieves se encuentran a ambos lados de esta vía desde hace años. Según explican desde la A VV del barrio, el Ayuntamiento los colocó para evitar que los coches aparcaran más allá del bordillo. Pero las prominentes estructuras, denuncian desde la entidad, han causado ya varios accidentes en viandantes. Por este motivo reclaman al Consistorio que cumpla ya con su compromiso y empiece a eliminarlas.

"El domingo pasado, un hombre de 90 años tropezó con uno de estos montículos, cayó al suelo y se dio un fuerte golpe en la cabeza", explica Víctor Gutiérrez, secretario de la A VV de Can Roca. "Tuvo que asistirle una ambulancia", añade.

Desde la entidad comentan que hace unas semanas se reunieron con el concejal del distrito V (al que pertenece Can Roca), Marc Armengol, para abordar la cuestión. Según explican los vecinos, aquel encuentro ratificó el compromiso municipal de retirar los minibloques de cemento. "Es la palabra que nos ha dado el Consistorio, pero todavía no ha habido ninguna actuación en concreto. Y el hecho de que este fin de semana pasado un hombre mayor resultara herido por culpa de estos obstáculos demuestra que es necesario intervenir ya", opina Salvador Esquius, vicepresidente de la agrupación vecinal.

Reivindicación
Los salientes colocados en las aceras de la calle de Ferran Casablancas tienen una forma irregular, unos bordes pronunciados y se levantan unos centímetros sobre el terreno. "Por lo que resulta fácil tropezar con ellos si no se camina mirando al suelo", afirma Esquius.

En la asociación también comentan que estos bloques "se incorporaron al diseñar la zona denominada, a nivel urbanístico, Can Roca 2, y que los pilones están en la calle de Ferran Casablancas desde hace más de una década. "Lograr eliminarlos se ha convertido en una reivindicación histórica de nuestro barrio", asegura Esquius.

Desde el Ayuntamiento explican que la voluntad del equipo de gobierno es, tal y como reclaman los vecinos, suprimir las estructuras de cemento a medida que el presupuesto municipal lo permita. Y que previsiblemente será pasado el verano cuando el Consistorio emprenderá una primera actuación a fin de eliminar los bloques que hay en la calle de Ferran Casablancas. Es un tiempo que la administración local necesita para licitar y conceder las obras, que -según explican fuentes municipales- son más costosas a nivel económico de cuanto pudiera parecer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook