Miquel Calçada: "No podrán gobernar sin un pacto con Catalunya"

17.06.2016 | 04:20
Miquel Calçada: "No podrán gobernar sin un pacto con Catalunya"
Miquel Calçada: "No podrán gobernar sin un pacto con Catalunya"

En el ecuador de la campaña electoral, CDC convocó ayer a su militancia en la plaza de la Torre del Palau para movilizar el voto en unas elecciones en las que se juega mucho más que su futuro político en Madrid. Así lo reconocieron el candidato a senador Miquel Calçada y el conseller de Territori i Sostenibilitat, el egarense Josep Rull. "Vamos a Madrid a defender la dignidad del país, el 9N, también a los imputados por el 9N. Vamos por el expresidente Artur Mas y su gesto de nobleza, y por la dignidad del President Puigdemont".
Convergencia defendió ayer en Terrassa que Catalunya y el referéndum por la independencia están en el centro del debate político, aunque "apenas se les dedicaran unos minutos en el debate a cuatro del pasado lunes". Dentro de unos días, en las negociaciones para un futuro gobierno, la cuestión catalana regresará a los despachos porque "la primera línea roja se llama democracia. Catalunya no renunciará a ella para facilitar un pacto –advirtió Calçada–. Al margen de las mayorías no van a poder gobernar sin un pacto con Catalunya".

Los convergentes afrontan esta campaña tras sufrir un duro revés en el Parlament por la negativa de la CUP a apoyar los presupuestos autonómicos. Un "ruido, unas interferencias" que "no ponen en peligro la solidez del gobierno de Junts pel Si", quiso puntualizar ayer el candidato. Miquel Calçada acusó a los "cuperos " de no ser leales al pacto con JxS y de ser incapaces de "cargar con una mochila pesada".

La Catalunya del trabajo
Un centenar largo de militantes y simpatizantes acompañaron ayer a Miquel Calçada y Josep Rull en el mitin central de CDC en Terrassa, en el que también estuvieron presentes Montserrat Caupena, candidata número 15 al Congreso y Gerard Bas, que ocupa la plaza número 30.

El conseller Rull esgrimió su experiencia de gobierno como muestra de la urgencia del proyecto independentista, que CDC seguirá defendiendo en Madrid la próxima legislatura.

"Hace muchos años que soy independentista –dijo–, pero durante los cinco meses que soy conseller mi convicción se ha vuelto más orgánica".

Rull confrontó el 99% de puntualidad de FGC con al 49% de los trenes regionales de Renfe, una "gra
metáfora", dijo, de la eficacia catalana frente a un Estado "que impone muros. Pedimos las herramientas porque si las tenemos saldremos adelante. Estamos cansados de echarles las culpas a Madrid".

También de ejercer la política de la queja, por eso CDC afronta esta campaña "de manera constructiva, optimista, porque tenemos un proyecto de país. Porque queremos ser la Catalunya del trabajo y dejar de ser la Catalunya del subsidio".

Montserrat Caupena también apeló a "la nueva CDC, independentista y de centro". Una formación "en proceso de cambio" que afronta esta segunda vuelta de las elecciones generales "ofreciendo esfuerzo y sacrificio, frente a los que venden humo".

La candidata menciono explícitamente la lista de En Comú Podem, una candidatura que, dijo, "no es de fiar, porque una cosa son las palabras bonitas y otras los hechos. Dicen que defenderán el referéndum.... pero ¿os los creéis?".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook