Salud

Diez medidas contra los efectos del calor

14.06.2016 | 04:21
La hidratación es clave.
La hidratación es clave.

Ya está aquí el calor. No siempre es fácil realizar las actividades de nuestra vida cotidiana (desplazamientos, trabajo o estudio) cuando se disparan los termómetros. Es importante adoptar algunas sencillas medidas de prevención para evitar que el calor extremo pase factura a nuestra salud. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios destacan 10 consejos básicos para pasar el verano con calor, pero con salud.

1.  Atento a los grupos de riesgo.
Los bebés y los niños pequeños, las personas mayores o los enfermos crónicos requieren una especial atención cuando hace calor.

2.La hidratación es fundamental.
Bebed agua y líquidos a menudo. No abuséis de las bebidas con cafeína, ni del alcohol, ni de los refrescos azucarados.

3.Vigilad las comidas.
Hay que alimentarse bien, comer a menudo y elegir platos ligeros que también contribuyan a manteneos hidratados. Ensaladas, fruta, sopas frías como el gazpacho, deben ocupar un lugar preeminente en los menús veraniegos.

4. Protegeros del sol.
Usad crema solar, y repetir la aplicación varias veces al día. Con los niños extremad las precauciones, con un factor de protección elevado, evitando que estén al sol mucho tiempo… En la playa, la piscina o el parque, no se está a salvo del sol bajo la sombrilla: ésta deja pasar un tercio de la radiación ultravioleta.

5. Mejor a la sombra.
Procurad permanecer en lugares frescos, a la sombra o climatizados, evitad exponeos a los rigores caniculares cuando no sea necesario.

6. Deporte... con cabeza.
Muchos aprovechan las vacaciones para dedicarse a sus deportes favoritos, pero cuando hace mucho calor hay que reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre en las horas centrales del día.

7. Vestido frente al calor.
Usad ropa ligera, holgada, de tejidos transpirables. Elegid calzado cómodo, que deje "respirar" a tus pies.

8. Ojo al coche.
Procurad que haya una buena temperatura interior, pues el calor excesivo provoca somnolencia. Cuidado con niños, mayores o enfermos, y también con las mascotas: el golpe de calor puede ser fatal.

9. Botiquín.
Mantened las medicinas en un lugar fresco, para que no les afecte el calor. Aunque muchas aguantan perfectamente temperaturas elevadas, otros fármacos son sensibles a los grados de más. Informaos de cómo conservarlos.

10. Si se producen molestias, visitar a un médico.
Ante la posible aparición de síntomas provocados por las altas temperaturas y que éstos se prolonguen más de una hora, pese a haber tomado medidas, es clave acudir al médico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook