Sucesos

Un ladrón se hiere al saltar la valla de una escuela

08.06.2016 | 04:21

El ladrón saltó la valla, ya en la huida, con tan mala pata que se hizo mucho daño. Tanto, que los policías que lo detuvieron, el domingo por la noche, tuvieron que auxiliarlo porque el sujeto no se podía tener en pie. En Mútua le inmovilizaron las dos piernas. Lo habían encontrado unos agentes de la Policía Municipal en el interior de la escuela El Vallès, en la carretera de Martorell. Unas horas antes, el mismo cuerpo policial había apresado a un intruso en otro cole, en Sant Pere Nord.

Del hecho de la carretera de Martorell, en el sector de La Cogullada, informó un testigo que llamó a la policía a las once de la noche del domingo. Afirmó que había observado cómo un individuo accedía al interior de la escuela saltando la valla exterior. Tres dotaciones policiales se presentaron en el cole, al tiempo que una empresa de seguridad informaba de la activación de la alarma en la conserjería, el gimnasio y la cocina.

Los guardias entraron en el cole y la inspección que efectuaron dio sus frutos: allí dentro encontraron a un individuo que no hizo ni ademán de escapar, porque no podía. Se había lesionado las piernas al tratar de huir por la valla, de unos cinco de metros de altura, y la policía tuvo que acompañarlo a Mútua para que fuese atendido. Salió del hospital a las dos de la madrugada, con las dos piernas inmovilizadas.

Los agentes comprobaron que no había nadie más dentro del colegio, aunque se pensó en la presencia de dos asaltantes más, y vieron que la puerta principal de acceso había sido forzada.

Nada se echó en falta en un primer momento en esa escuela. En otra, la Joan Marqués Casals, ubicada en la avenida del Vallès (Sant Pere Nord), irrumpió un joven el mismo domingo, por la mañana, pero lo pilló la policía. Una empresa de seguridad alertó al cuerpo municipal porque se había activado la alarma a las 8.50.

Mochila con material
La policía constató que había un intruso y ese intruso quiso escapar justo cuando estaban allí los agentes. Saltó la valla, pero lo cazaron y lo detuvieron. Agresivo, en el traslado en el coche patrulla dio unos cuantos golpes. Una puerta de entrada al cole estaba violentada y una ventana, abierta. Otras puertas interiores tenían signos de forzamiento.

En un pasillo había una mochila que contenía un ordenador portátil, dos tabletas y una cámara, el botín que el caco no pudo llevarse. Los policías hablaron con un testigo que había visto al asaltante llegar con una bici y saltar una valla del recinto escolar. La bici estaba allí también, y los agentes la llevaron a la Jefatura y al arrestado, al hospital universitario Mútua Terrassa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook