El Govern consigna partida para las obras de los institutos

08.06.2016 | 08:18
El Institut Les Aimerigues, en su sede provisional del edificio que ocupó la Escola Germans Amat.
El Institut Les Aimerigues, en su sede provisional del edificio que ocupó la Escola Germans Amat.

El programa de inversiones del Govern de la Generalitat para este año, pendiente de aprobación, incluye partidas para los institutos Can Roca de la avenida de Béjar y Les Aimerigues en la calle de Atenes (los dos en sedes provisionales y pendientes de edificio) por un valor de 180.143 euros. Significar que en esta dotación hay una partida de 158.234 euros para el inicio de los proyectos constructivos de los dos centros, según ha confirmado el departamento de Ensenyament.
Este importe de 158.234 euros se divide en 80.452 euros para Can Roca y otros 77.781 para Les Aimerigues. Son cuantías poco elevadas. Desde Ensenyament han explicado que se trata de una primera consignación anual para empezar las obras. Como se recordará el Govern ya aprobó en los presupuestos de 2015 una partida de 13,1 millones para estos edificios educativos que deben inaugurarse en 2018-19.

Más plazas
Durante la tramitación de los proyectos se han incorporado cambios para adecuar la actividad. El más importante es que el INS Les Aimerigues partió con tres líneas de ESO y dos de bachillerato pero, al final, serán cuatro de ESO debido a la elevada demanda que hay en secundaria. El de Can Roca se mantiene igual. Será un 4+2; es decir cuatro de ESO y dos bachillerato.

En la previsión de presupuestos para este 2016 hay también otra partida de 21.909 euros para las reformas que deben llevarse a cabo para el próximo curso en los equipamientos provisionales. De esta cantidad hay 19.034 euros que son para ampliar los módulos y el patio del INS Can Roca y otros 2.875 para la instalación de módulos en el INS Les Aimerigues. En el caso de Can Roca, el presupuesto servirá para que el centro gane en espacio y pueda encajar mejor el complejo de módulos y la zona de ocio. Para ello, el Ayuntamiento ha cedido a Ensenyament una parcela de unos mil metros en la calle de Vilafranca del Penedès. Se trata de un zona de vía pública que ahora se utiliza como aparcamiento para el barrio del Pla del Bonaire. En compensación se habilitarán plazas en la calle de Fàtima.

La cantidad de 2.875 euros para Les Aimerigues se destinará a la colocación de módulos para dar cabida al alumnado matriculado en el centro. Este instituto de secundaria funciona de manera transitoria en el edificio de la antigua Escola Germans Amat de infantil y primaria pero ha ido creciendo en líneas y estudios (este curso incorporó el 1º de bachillerato) por lo que necesita más aulas.

Los edificios para los institutos de Can Roca y Les Aimerigues son una aspiración de la comunidad educativa y también del Ayuntamiento. El de Can Roca inició su andadura hace cuatro años y en el próximo empezará el bachillerato. Cuenta en la actualidad con tres líneas de ESO y con 312 alumnos. Por su parte, el de Les Aimerigues empezó hace cinco años y este curso cuenta con tres líneas de ESO y una de bachillerato. Hay 368 alumnos.

Época de "boom" inmobiliario
Los dos equipamientos se crearon en vistas al aumento de la demanda de ESO por las numerosas promociones que subían de 6º de primaria. Y se sitúan en el territorio en lugares estratégicos, es decir en zonas que con el "boom" inmobiliario experimentaron un crecimiento de nueva residencia que acogió a parejas jóvenes y, por tanto, con demanda de servicios educativos y sanitarios.

Tanto es así que ambos centros empezaron la ESO con dos líneas pero con el tiempo han pasado a tres para atender todas las peticiones. El de Les Aimerigues se mantiene con tres pero en Can Roca hay previsto que el próximo curso aumente a cuatro líneas en esta etapa.

Si las fechas se cumplen, los nuevos institutos se inaugurarán en el curso 2018-19 por lo que desde su apertura habrán transcurrido entre seis y siete años de provisionalidad. La incógnita sigue siendo que pasará con la Escola Sala i Badrinas, también en módulos y en el Segle XX, especialmente en un momento que está cayendo la demanda de infantil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas