La Filmoteca estrena un documental sobre disidentes políticos sirios

08.06.2016 | 08:18
El film se centra en una familia siria de disidentes políticos forzados a huir al extranjero.
El film se centra en una familia siria de disidentes políticos forzados a huir al extranjero.

Esta noche la Filmoteca ofrece una nueva sesión del ciclo El Documental del Mes con el estreno de "Síria: una història d'amor", uno de los títulos ganadores del galardón Cinema for Peace (Cine por la Paz) de este año. También ha obtenido sendos premios en los festivales de Sheffield y Praga.
El film tiene como protagonista a una familia siria de disidentes políticos forzados por las circunstancias a huir al extranjero y solicitar asilo político.
Raghda y Amer se conocieron en la cárcel, siendo muy jóvenes, tras ser detenidos y torturados por sus ideas (él era un refugiado palestino y ella militaba en el Partido Comunista, que era ilegal). Empezaron a hablar a través de un agujero en la pared que comunicaba sus respectivas celdas, se enamoraron y, después de su puesta en libertad, se casaron, pero la represión y las detenciones continuaron -en una ocasión Raghda fue encarcelada por haber publicado una novela y pocos días después detuvieron a su marido y su hijo mayor por haber reclamado pacíficamente su puesta en libertad- y cuando la situación se hizo insostenible se vieron obligados a dejar el país.

Director inglés
El director inglés Sean McAllister conoció a Amer en Damasco durante una de las estancias de su mujer en prisión en 2009. McAllister formaba parte de un grupo de periodistas que, haciéndose pasar por turistas y con la excusa de visitar museos y ruinas arqueológicas, pretendían contactar con disidentes políticos para conocer la realidad del país de primera mano.

McAllister acabó conviviendo con Amer, Raghda y sus hijos durante cinco años para realizar el documental, retratando su lucha, sus miedos, sus ilusiones y decepciones, su exilio, las dificultades para adaptarse a un nuevo entorno y las devastadoras consecuencias de todo ello en su vida familiar, intentos de suicidio incluidos. Ha sido definido como "una reflexión sobre el coste humano de una tragedia geopolítica".

El rodaje sufrió un paréntesis involuntario cuando el cineasta fue arrestado por el régimen sirio. Le liberaron cinco días después pero buena parte de lo que había filmado hasta aquel momento fue confiscado y presuntamente destruido.

El film ha pasado por numerosos festivales, con críticas dispares pero mayoritariamente positivas. Fue finalista en la última edición de los premios del Cine Europeo en la categoría de mejor documental y un crítico británico lo incluyó entre las tres mejores películas estrenadas en su país a lo largo del año 2015.

Ficha técnica
Tít. orig.: "A Syrian love story". Reino Unido-Francia-Líbano-Siria, 2015. Dir.: Sean McAllister. Documental. Sala: Filmoteca, Club Catalunya (C/ Sant Pere 9). VOSC.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook