Entidades del distrito II buscan apoyos contra Terrassa Plaça

08.06.2016 | 12:40
Las obras junto al hipermercado Eroski, en el sector Montserrat, comenzaron hace semanas.
Las obras junto al hipermercado Eroski, en el sector Montserrat, comenzaron hace semanas.

La construcción del centro comercial Terrassa Plaça junto al hipermercado Eroski de la avenida del Vallès ha topado por ahora con la oposición de varias entidades vecinales de la zona, que hoy presentarán una campaña de recogida de firmas entre los ciudadanos que se declaren contrarios a que se erija el complejo.
Las A VV de Montserrat, Vilardell, Torre-sana, Ca n'Anglada, además de Dones amb Empenta de Vilardell, Aturats +50 anys y la Asociación de Comerciantes de Ca n'Anglada han impulsado la iniciativa, que, según Oriol Vicente, secretario de la A VV de Torre-sana, "de entrada comenzará en el distrito II, si bien la idea es ampliar la recogida de firmas al resto de Terrassa."

Complicidades
Y es que en una reunión celebrada el viernes pasado, las entidades del distrito II que se oponen a Terrassa Plaça acordaron buscar complicidades contra el centro comercial en el resto de la ciudad. En este sentido, impulsarán contactos con otras asociaciones vecinales y, sobre todo, de comerciantes de otras partes de Terrassa, dado que las asociaciones que rechazan el proyecto entienden que el debate sobre el mismo debe abrirse a la ciudad en su conjunto. "Si no queremos un complejo comercial de estas características en nuestro distrito, tampoco lo querríamos en otro", afirma Oriol Vicente. La campaña de recogida de firmas viene motivada, según las entidades, "para pedir que se paralice un proyecto que no aporta ningún beneficio para el pequeño comercio ni, en general, para la ciudadanía de Terrassa."

En el Ayuntamiento
La iniciativa de recabar firmas contra el complejo comercial llega tras la reunión que los representantes de dichas entidades del distrito II tuvieron la semana pasada con miembros del equipo de gobierno municipal, entre los que estaban los tenientes de alcalde Marc Armengol y Amadeu Aguado. Fue el miércoles, en el Consistorio.
Durante el encuentro, el ejecutivo local reiteró que no tiene las competencias para frenar la construcción de Terrassa Plaça, ya que de entrada fue la Generalitat, la que otorgó la licencia comercial a Citygrove, el grupo que promueve alzar la gran superficie. Donde el Consistorio sí que puede incidir es al estipular las medidas que regulen la movilidad de la zona una vez que Terrassa Plaça sea una realidad. De hecho, el Ayuntamiento ya ha firmado con Citygrove un convenio en este sentido.

El centro comercial
Citygrove espera inaugurar Terrassa Plaça a mediados de 2017. Las cadenas Bricomart y Mercadona ya han confirmado su presencia allí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook