Sustituyen los cipreses del Passeig del 22 de Juliol que acechan la vía de Renfe

31.05.2016 | 09:23
La actuación sobre los cipreses del Passeig del 22 de Juliol se llevará a cabo de madrugada.
La actuación sobre los cipreses del Passeig del 22 de Juliol se llevará a cabo de madrugada.

Los cipreses de un tramo de la mediana del Passeig del 22 de Juliol han crecido tanto con el tiempo que ahora ya se acercan peligrosamente a la catenaria de Renfe. Esta situación obliga a substituirlos por otras especies, y a que los trabajos tengan que realizarse en unas condiciones muy especiales. La razón hay que buscarla en que, para llevar a cabo la actuación, es necesario cortar el suministro eléctrico de la catenaria del tren cuando no existe circulación ferroviaria. Y eso solo pasa por la noche.

Esta es una obra con algo de historia, puesto que el proceso de sustitución de los cipreses entre la avenida de Josep Tarradellas y la calle de Miquel Àngel, en el sector norte de la ciudad, ya se inició en el mes de octubre del año pasado. Pero las labores de reposición tuvieron que suspenderse. El motivo que llevó a la paralización de la reforma fue un conflicto laboral interno que se desencadenó en el seno de la operadora de infraestructuras ferroviarias Adif.

La previsión, ayer, era que el proceso de renovación de los cipreses empezara -y así habrá sido si no se han producido cambios de última hora- en la madrugada pasada. La actuación al borde de la vía se prolongará, aproximadamente, durante una semana.

Solo tres horas
La idea era que la operación de tala se llevara ayer a cabo únicamente por tres horas, y que el resto de la jornada nocturna se destinara a plantar nuevas especies. De esta manera se ha pretendido minimizar las molestias que los trabajos puedan eventualmente ocasionar a los vecinos de la zona.

Durante el proceso también habrá algunos cortes temporales de la circulación de vehículos. Por ejemplo, en el vial sur se interrumpirá el tráfico entre la Rambla d'Ègara y la calle de la Mare de Déu dels Àngels; y en el vial norte, el corte se producirá justo entre la avenida de Josep Tarradellas y la calle de Miquel Àngel.

Para evitar que el problema de los cipreses vuelva a repetirse, esta clase de árboles se substituirán por arbustos de las especies Photinia fraserii, Nerium oleander y Lantana montevidensis.

EL IMPORTE

20.511 euros. El Consistorio ha adjudicado los trabajos a la empresa Moix Serveis i Obres por el valor indicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook