Cuarenta agentes culturales empiezan a "pensar" y "proponer" mejoras de política cultural

31.05.2016 | 12:06
Logotipo de la Agenda 21 de la Cultura
Logotipo de la Agenda 21 de la Cultura

40 agentes culturales de Terrassa, han empezado a trabajar en la autoevaluación de la política cultural de la ciudad para "pensar" y "proponer" mejoras y nuevas propuestas. Los trabajos de autoevaluación se desarrollarán durante tres jornadas y forman parte del proyecto europeo Ciudades piloto para la Agenda 21 de la Cultura. El proyecto ya se presentó a los agentes culturales locales el pasado 14 de abril y será durante esta semana cuándo se desarrollarán los trabajo prácticos que culminarán la primera fase del plan de trabajo del proyecto Agenda 21 de la Cultura. Un programa que incluye cinco fases y en el que participan, además de Terrassa, las ciudades de Gabrovo (Búlgaria), Galway (Irlanda), Esmirna (Turquia), Lisboa (Portugal), Namur (Bélgica), Swansea (Gales) Maastricht (Holanda) y Timisora (Rumania).
El programa europeo pretende que las ciudades participantes aprendan unas de otras en lo que a políticas culturales se refiere y que salgan propuestas de actividades que podrían desarrollarse en cualquier país europeo. Con los trabajos sectoriales se quiere, además, conocer las necesidades culturales de cada ciudad y definir aquellas experiencias de éxito que se podrían difundir o "exportar". Este proyecto de la Agenda 21 de la Cultura está impulsado por la Comisión de Cultura de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) y por Culture Action Europe y busca modelos que permitan la participación de la sociedad civil en las políticas culturales urbanas de las administraciones municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook