La víctima pide 50.000 euros

30.05.2016 | 04:20

La letrada de la acusación particular, en representación de la víctima, considera al acusado autor de un delito de asesinato con alevosía en grado de tentativa, pide una pena de doce años de prisión y reclama una indemnización de 50.000 euros por las lesiones y las secuelas psicológicas padecidas. Las conclusiones de la abogada señalan que el incriminado tenía la intención de asesinar a su hermana aprovechándose de que la víctima "no podía darse cuenta ni advertir su presencia"; y agrega que los hechos incidieron de manera significativa en el bienestar psíquico de la mujer, que estuvo de baja por ese motivo hasta mediados de septiembre y que está sometida a seguimiento médico y tratamiento psicológico, con un diagnóstico de trastorno por estrés postraumático, cuadro de fobia, crisis de pánico y depresión. El informe forense, realizado en abril pasado, dictaminó que la damnificada presentaba el antedicho trastorno "y una depresión por duelo complicado", problemas derivados de los hechos y de la muerte de la madre en ese contexto. El cuadro clínico persistía a pesar del tratamiento y los síntomas podrían agravarse en los días previos al juicio y mejorar de manera parcial después. El Ministerio Fiscal, sin embargo, solicita el pago de una indemnización mucho menor: de ochocientos euros, quinientos por las lesiones y trescientos por las secuelas, y nada refiere acerca de las repercusiones psíquicas del ataque padecido. En sus conclusiones provisionales, el abogado de la defensa, Ramon Codina, no habla de la comisión de delito alguno ni, por tanto, hace referencia alguna al pago de dinero como responsabilidad civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook