4,4 millones de presupuesto y casi 1500 voluntarios

27.05.2016 | 04:21
Autóctonos e inmigrantes, usuarios de Càritas a partes iguales.
Autóctonos e inmigrantes, usuarios de Càritas a partes iguales.

Càritas Diocesana ha destinado 3,3 millones de euros a su actividad, el 85,8% de los cuales se invierten en acción social. Las Càritas parroquiales y locales gastaron el año pasado 1,1 millones más en proyectos y ayudas directas, lo que sitúa en cómputo global en 4,4 millones. Además, el programa Caixa Proinfància ha contado con una dotación de 492 mil euros que han permitido atender a 1.187 niños.
El grueso de la financiación de los distintos programas de Càritas procede de donaciones (39%), subvenciones privadas (28,66%) y públicas (19,67%). Lideran las aportaciones económicas los socios y donantes, con más de medio millón de euros anuales, las interparroquiales, que también superaron los 500 mil euros el pasado ejercicio, y la Fundación Amancio Ortega, que en 2015 aportó 424 mileuros a Cáritas Diocesana.
Más allá de las aportaciones económicas, los voluntarios suponen un puntal valioso para Càritas, que cuenta con el apoyo técnico de un equipo de 42 profesionales y la colaboración de 1.485 personas voluntarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook