Los Mossos buscan en Sabadell a más víctimas del pederasta

26.05.2016 | 13:36
Furgón policial, con el sospechoso dentro, a su llegada al Palacio de Justicia.
Furgón policial, con el sospechoso dentro, a su llegada al Palacio de Justicia.

El monitor de fútbol acusado de abusar de menores ya fue denunciado, al menos, una vez hace menos de dos años en Sabadell. Las referencias a su comportamiento, a sus conversaciones sexuales con un chico, figuraban en unas diligencias policiales abiertas en esa ciudad en el verano del 2014. En las últimas semanas, a raíz de las pesquisas incoadas en Terrassa, los Mossos d'Esquadra tiran del hilo también en la ciudad vecina.

Por lo que se conoce de aquel caso, la instrucción no llegó a más. El imputado, que ya había pasado por diversas escuelas de fútbol formativo de la comarca, era entonces entrenador en el Sabadell Nord.

En julio del 2014, el padre de un muchacho denunció ante la policía que el preparador había mantenido conversaciones inadecuadas con su hijo mediante una aplicación de mensajería instantánea para teléfonos móviles. Eran, presuntamente, mensajes de índole sexual, preguntas sobre las experiencias del chico en ese terreno, pero también requerimientos de fotos e invitaciones a que acudiese a su domicilio. El muchacho tenía, a la sazón, 15 años.

Dinero por sexo
Los investigadores han contactado con otros jóvenes que eran pupilos del encausado cuando entrenaba a cadetes del citado equipo sabadellense. Tratan de saber si aquellas conversaciones subidas de tono, si las inducciones, si las preguntas inapropiadas, dieron paso a abusos sexuales como los denunciados en Terrassa desde abril. Al parecer, la policía ha hablado con algunos jóvenes que eran menores cuando el acusado los entrenaba en Sabadell y ha obtenido informaciones sobre supuestas insinuaciones a sus pupilos y sobre el ofrecimiento de dinero a cambio de sexo.

El imputado sigue en la Modelo después de que el juzgado de instrucción 2 ratificase el viernes su prisión en un auto que hablaba ya de cinco delitos sexuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas