Hoy, pleno municipal

C's y TEC reclaman que el Pla de Barris esté acabado en 2018

26.05.2016 | 08:49
Los 27 concejales del Consistorio abordan esta tarde el pleno ordinario del mes de mayo.
Los 27 concejales del Consistorio abordan esta tarde el pleno ordinario del mes de mayo.

La pluralidad política que habita el Ayuntamiento desde hace un año depara insospechadas alianzas. C's y TEC se han unido esta vez para reclamar que se ejecuten de una vez las reformas previstas en el Pla de Barris de La Maurina. Ésta es una de las diez mociones que se debatirán en la sesión plenaria de esta tarde.

El Pla de Barris, que debía estar acabado en 2012, quedó atropellado por la crisis y los vecinos aún esperan dos de las actuaciones más emblemáticas del proyecto: la reurbanización de la plaza de La Maurina y la construcción del equipamiento que debe ir en ese mismo espacio. C's y TEC se han propuesto que el programa concluya, como máximo en 2018. Sus dardos van dirigidos, principalmente, a la Generalitat, que financia el proyecto al 50% y que acumula varios impagos. Las dos formaciones le piden que pague la deuda y que planifique económicamente la ejecución de las dos actuaciones pendientes, que ascienden a cuatro millones. En el caso de que la Generalitat no cumpla, reclaman que el Ayuntamiento destine los recursos necesarios en el presupuesto de 2017 para que el proyecto pueda concluir en 2018.

En la sesión, C's presenta otra moción, esta vez en solitario, con medidas para fomentar la inserción de los parados de larga duración. Pide, por ejemplo, que se establezcan acuerdos de "integración laboral" con los parados donde se detalle "los objetivos de recolocación, el calendario y las obligaciones" de los desempleados, "así como la aceptación de ofertas de trabajo adecuadas", entre otros aspectos.

Los locales de las entidades
Los republicanos pedirán el apoyo del resto de grupos para sacar adelante su propuesta de destinar anualmente 300 mil euros en los presupuestos para adecuar y mejorar los locales de entidades sin ánimo de lucro. El grupo de ERC-MES considera que los esfuerzos que muchas asociaciones deben hacer para mantener en condiciones sus locales supera la capacidad económica de las mismas. La coalición propone establecer un orden de prioridad en el tipo de obras a subvencionar y un importe máximo de 50 mil euros por proyecto.

La suspensión de la ley catalana 24/2015 de medidas de emergencia en el ámbito de la vivienda y contra la pobreza energética será protagonista de la sesión. Concitará dos propuestas distintas. Una es del equipo de gobierno (PSC y CiU), que se hace eco de la cumbre celebrada hace tres semanas en la Generalitat para sortear la impugnación de la ley. El bipartito pide al Parlament que apruebe una nueva norma que sustituya los preceptos suspendidos y a la Generalitat, que acuerde con las suministradoras de servicios básicos el fondo económico que debe servir para ayudar a las familias con pocos recursos a pagar los recibos.

La contrapropuesta viene de la CUP y TEC, que recogen el decálogo de medidas urgentes que los impulsores de la ley antidesahucios reclaman a los ayuntamientos para que la suspensión de la norma no suponga que se incumple el derecho a la vivienda. Se trata de acciones concretas y contundentes dirigidas al Consistorio egarense.

Cámaras en Vallparadís
El grupo popular vuelve a la carga con una de sus propuestas clásicas: "la lucha contra el vandalismo y el incivismo". La formación reclama que se instalen cámaras de videovigilancia "con carácter de urgencia" en el Parc de Vallparadís y en el Parc del Nord. Sólo en esa zona, detalla la propuesta, se produjeron durante el año pasado más de 650 incidencias. La moción señala que el Ayuntamiento tuvo que gastarse durante el pasado ejercicio 153 mil euros en reparación de contenedores, papeleras, alumbrado público y señalización. El PP afirma que están incrementando los actos vandálicos en Terrassa y que estos incidnetes afectan a la convivencia.

Los ediles deberán afrontar esta tarde el debate de cuatro propuestas de resolución que quedaron pendientes en la sesión anterior, que se dio por terminada a las doce de la noche. Se trata de la moción del PP sobre la ampliación del horario de las bibliotecas. También la propuesta conjunta de ERC-MES, CUP y CiU de apoyo a los ayuntamientos investigados por la Audiencia Nacional por apoyar la declaración del Parlament de iniciar la ruptura con el Estado También quedaron pendientes dos propuestas de la CUP: una en apoyo a la insumisión de la ley de educación y otra sobre talleres para abordar desde una perspectiva amplia la salud sexual de las mujeres jóvenes.

Fomentar la música en directo
El pleno también dará cuenta de algunos acuerdos de junta de portavoces. Uno de ellos es la moción que ERC-MES llevó al pleno de abril, reconvertida ahora en acuerdo de portavoces, para promocionar la música en vivo en Terrassa. También es muy probable que se acepten por unanimidad varias propuestas de acuerdo del equipo de gobierno. Una que impulsa acciones para luchar contra la homofobia y la transfobia y otra para hacer frente a la discriminación de las personas con sida.

La CUP presentó al resto de portavoces cuatro posibles acuerdos más: de apoyo a la ILP de educación; de rechazo al convenio de educación financiera en las escuelas; de respaldo a cuatro jóvenes detenidos en las protestas por el desalojo de Can Vies a quienes la CUP considera "represaliados políticos"; y de apoyo al sindicato andaluz de trabajadores.

CiU presenta un acuerdo para pedir al Gobierno que no repercuta a las administraciones locales los intereses de demora a los proveedores acogidos al plan de pago estatal, en el caso de que finalmente la justicia diga que hay que abonar dichos intereses. La nota curiosa de esta sesión es la propuesta de portavoces del bipartito para suscribir la carta de derechos de los animales, impulsada por la entidad Improcan, que declara a los perros y gatos "vecinos no humanos de Terrassa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas