24 horas por la esclerosis múltiple

25.05.2016 | 08:57
24 horas por la esclerosis múltiple
24 horas por la esclerosis múltiple

El último miércoles de cada mes de mayo se conmemora la jornada mundial de la esclerosis múltiple, una enfermedad que en España afecta a unas 47mil personas, según la Sociedad Española de Neurologia. Siete mil de ellas viven en Catalunya. Además, los médicos diagnostican 1.800 nuevos casos al año de una dolencia que aflige más a las mujeres que a los hombres, y cuyos primeros síntomas suelen empezar pronto, entre los 20 y los 40 años.

"La esclerosis múltiple no tiene curación y en general evoluciona a brotes. Los enfermos pueden tener un primer brote, que suele incidir a nivel de fuerza muscular, sensibilidad o visual", explica Sílvia Ramos, neuropsicóloga de Avan, una asociación de Terrassa que presta una ayuda integral tanto a los afectados directos como a sus familias. "Muchas veces, después de cada brote hay una recuperación del paciente, aunque con frecuencia quedan secuelas -añade-. A medida que se van repitiendo los brotes acostumbran a aparecen nuevas mermas en las facultades de la persona."

Causas inciertas
Los médicos no conocen las causas exactas de la esclerosis múltiple. La principal hipótesis es que existe una predisposición genética a padecerla, y también hjugarían un rol ciertos factores ambientales.

Más allá, ¿qué ocurre en el cuerpo cuando hay un brote? Sílvia Ramos lo explica: "En la esclerosis múltiple, las defensas atacan al propio organismo. En concreto, a las neuronas. Éstas tienen una zona que está recubierta por una sustancia llamada mielina, que queda encima de la parte de la neurona que transmite los impulsos eléctricos. Cuando se da un brote, el cuerpo destruye la mielina y hace que el impulso eléctrico circule más lento. Cada vez que esto pasa, el paciente va perdiendo capacidades."

Hoy, los tratamientos buscan espaciar al máximo el tiempo que hay entre cada brote, para que de esta manera los enfermos mantengan una buena calidad de vida tantos años como sea posible. En contra juega que el diagnóstico a veces cuesta que se produzca, porque no hay una prueba específica que identifique la esclerosis múltiple.

Una detección precoz
Los síntomas. Aunque no todos los pacientes presentan los mismos, los principales son los cambios en la sensibilidad de alguna parte del cuerpo, la visión borrosa o doble, así como falta de equilibrio y coordinación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas