Los dos casos de enterovirus del Hospital de Terrassa fueron trasladados a Vall d'Hebron

23.05.2016 | 04:21
Los médicos del Hospital de Terrassa han atendido a dos pacientes con el virus.
Los médicos del Hospital de Terrassa han atendido a dos pacientes con el virus.

El Hospital de Terrassa confirmó a este diario que el centro sanitario ha diagnosticado en las últimas semanas dos casos del llamado enterovirus. El nombre, hasta ahora bastante desconocido, de esta infección ha salido a la luz pública esta semana después de que el Departament de Salut haya confirmado sesenta casos en niños en que el enterovirus ha derivado en alguna afectación neurológica.
Uno de los pacientes diagnosticados por enterovirus en el hospital públic egarense ingresó de entrada en el centro sanitario y dos días después los médicos tuvieron la sospecha de que se trataba de dicha infección. Ante la previsible evolución que pudiera seguir el enfermo, fue trasladado al Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.
También allí acabó el segundo de los pacientes diagnosticados en el Hospital de Terrassa. En este caso, el proceso de traslado hasta la capital catalana fue más rápido, puesto que la persona convalesciente fue atendida por el servicio de urgencias del hospital, que detectó la afectación por enterovirus y lo derivó directamente a Vall d'Hebron.
Hasta el jueves al mediodía, el otro gran hospital egarense, Mútua Terrassa, no había atendido a ningún menor aquejado por el mal.

El brote de enterovirus ha afectado a menores de entre cero y seis años de edad, si bien ayer el propio Hospital Vall d'Hebron estudiaba un nuevo posible contagio. En este caso, en un niño de ocho años.

Cuadro clínico
La evolución de la mayoría de los niños aquejados por el virus es positiva, aunque 29 de los pequeños continuaban ayer ingresados en cuatro clínicas catalanas. Respecto a las cifras del jueves, ayer hubo doce nuevas hospitalizaciones y cuatro altas médicas.

Ese mismo número, cuatro, es el de los menores que permanecían ayer en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) a causa del brote, cuyos primeros casos se diagnosticaron en febrero pasado, si bien no ha sido hasta principios de este mes de mayo cuando se ha detectado una cantidad de infecciones con una afectación neurológica por encima de lo que se considera habitual. "En general, la mayoría de los casos por enterovirus son leves y aunque tengan una afectación neurológica, ésta no suele conllevar problemas significativos", indicaba ayer el responsable del servicio de pediatría del Hospital Universitario Vall d'Hebron a la agencia Efe.

De hecho, los enterovirus circulan en abundancia entre la población infantil, sobre todo durante esta época del año. La infección por este microorganismo resulta común entre los niños. En este sentido, el virus no suele producir demasiadas complicaciones cuando encuentra una puerta de entrada al cuerpo humano. La mayoría de las veces se manifiestan a través de un cuadro poco importante, que puede incluir fiebre, erupciones cutáneas, tos, estornudos y un cierto malestar general. A menudo, los enterovirus ni tan siquiera presentan síntomas.

La diferencia es que en las últimas semanas, los pediatras de los hospitales catalanes han detectado infecciones por enterovirus con consecuencias neurológicas más graves de cuanto pudiera esperarse en menores. Hasta el punto de que, según recogía ayer la agencia Efe, una niña enferma de un subtipo del enterovirus llamado D68 se encuentra ingresada en el Institut Gutmman debido a que el brote le ha causado una tetraplegia.

Cerebro
La afectación neurológica causada por el enterovirus se produce debido a una inflamación del cerebro. En concreto, de su tronco central, que es aquella parte que controla las funciones vitales de una persona, como el habla, la facultad de comer y tragar o la propia respiración.
A nivel médico, esta inflamación recibe el nombre de rombencefalitis. La mayoría de las veces, dicha alteración no conlleva un peligro para la vida. Pero la gravedad inhabitual que han presentado algunos casos en las últimas semanas han generado cierta intranquilidad.

Para hacer frente a la situación, el Departament de Salut ha activado desde hace dos semanas una comisión de seguimiento formada por expertos pediatras y microbiólogos. Además, la conselleria ha establecido un protocolo de detección y tratamiento precoç de los cuadros con una afectación neurológica más grave.

Desde em miércoles y hasta las ocho de la mañana de ayer viernes, el 061 Catsalut Respon (el servicio de atención sanitaria vía telefónica de la Generalitat) había atendido 330 personas por consultas sanitarias sobre el enterovirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook