La Santa Cruz de Canjáyar volvió a recorrer Sant Pere

19.05.2016 | 08:20
La procesión de la Santa Cruz de Canjáyar, el sábado por la tarde, a su salida de la Seu d´Ègara.
La procesión de la Santa Cruz de Canjáyar, el sábado por la tarde, a su salida de la Seu d´Ègara.

Con una numerosa participación se desarrolló el pasado fin de semana la fiesta de la Santa Cruz de Canjáyar en Terrassa; una programación de tres días de actividades que abriría, el viernes por la tarde, la conferencia "Sentido y sentimiento en las imágenes religiosas", impartida en la Seu d'Ègara por la historiadora Ana Fernández Álvarez.

El sábado, por la mañana tuvo lugar un desayuno de entidades. y por la tarde, en la sala Crespi, se proclamaron como "Canjilones de honor 2016" dos matrimonios, Francisco Ruíz y María Joaquina Garrido, y José Fernández y Carmen Navarro. La Asociación Cultural Andaluza Amigos de la Santa Cruz de Canjáyar en Terrassa otorga cada año estas distinciones a personas relacionadas con la entidad, "por su trayectoria, su buen hacer. Un pequeño homenaje" explica su presidente, Antonio Simón.

La "tarde cultural" en la sala Crespi también incluyó la representación de un fragmento de la obra teatral "Cuadros de amor y humor al fresco", por la compañía Nieles.

La lluvia que cayó durante la tarde hizo temer por la procesión de la noche, pero a las nueve de la noche, a su inicio, la metereología ya se había aplacado, y se desarrolló sin problema y con gran sentimiento, por las calles cercanas a la Seu d'Ègara. Participaron en la procesión la Coral Rossinyol, Petits Cantors de Sant Pere, la Hermandad de San Sebastián de Fiañana, Bandolers de Terrassa, la Banda de Música de la Agrupación San José y los Costaleros de les Arenes, que llevaron el paso. Al finalizar, en la plaza del Rector Homs cantaron las corales, y Joan Martínez Colàs realizo unas proyecciones sobre les Esglésies de Sant Pere. Luego, ante la rectoría, se desarrolló una cena.

El domingo por la mañana, también en la Seu, actuaron el Esbart Egarenc, Bastoners de Sant Pere, Geganters de Sant Pere y el grupo de capoeira de Diables de Sant Pere. Tras la misa, tuvo lugar una comida de hermandad, con asistencia de dos concejales de Canjáyar. "Ha acudido más gente lo que esperábamos, Estamos muy satisfechos", señala Simón a modo de balance de la fiesta de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook