Un proyecto para dar "vivencias artísticas" a los terrassenses

18.05.2016 | 08:15
El concejal Jordi Flores y Joan Martínez Colàs, en la presentación de Terrassa Street Art.
El concejal Jordi Flores y Joan Martínez Colàs, en la presentación de Terrassa Street Art.

Terrassa Street Art es el nombre que corresponde a las siglas TSA, pero Joan Martínez Colàs señala que también significan "Todos Somos Artistas". Tal denominación quizá se corresponde más con el espíritu de un proyecto que aspira a conseguir la participación de numerosos terrassenses "que nunca antes han tenido una vivencia artística". Colàs es el director de Barcelona Clàssic Concert, que en 2010 estrenó la ópera-collage "L'home del paraigua". Ahora, "queremos dar un paso más" con este TSA, pensado como una "fiesta ciudadana con la música como elemento transversal".

Unas 150 personas están ya enroladas en TSA, coproducción de Barcelona Clàssic Concert y el servicio de Cultura del Ayuntamiento, que Colàs y el concejal Jordi Flores presentaron ayer. El proyecto culminará con la representación, el 7 de julio (el día después del último de Festa Major), de un gran espectáculo, "en el que pasarán muchas cosas, al estilo de las ceremonias de apertura o clausura de los Juegos Olímpicos". El espacio está todavía por decidir, pero a Colàs le gustaría que fuera el Parc de Vallparadís. "El parque entero sería el escenario, y pasarían cosas en todas sus partes."

En construcción colectiva
Pero TSA ha de construirse "con toda la gente que quiera participar", mediante unos talleres previos. El 1 de junio se hará público el calendario con las fechas y lugares de estos. "La asistencia a un taller 'habilitará' para ir al ensayo general del espectáculo. Por ejemplo, una persona de Sant Pere Nord acude a la biblioteca del distrito 6, donde hace una sesión de batukada. Entonces podrá participar en la parte de batukada del espectáculo-collage".

Colàs subraya que los talleres (de canto, percusión, instrumentos, danza, artes plásticas y teatro) no tendrán carácter de pruebas ni de cástings. Los artistas profesionales que ejerzan de monitores "han de saber generar un material adecuada para las posibilidades de los participantes. La idea es que todo sea muy ágil, con mucha comunicación a través de la web y de la página de Facebook, que se pondrán en marcha pronto." Para participar en el espectáculo, bastará con asistir a un único taller y al ensayo general.

El proyecto va destinado a pesonas de todas las edades, y intentará implantarse especialmente en los barrios. Buscará especialmente la participación de personas discapacitadas y jóvenes.

"Coralpoteosi" es el título provisional del espectáculo; inicialmente, de una hora y media de duración, "pero si veo entusiasmo, no pondremos límites.". La representación del 7 de julio será, por supuesto, "única e irrepetible". ¿El número mínimo de personas para llevarla a cabo? Colás lo cifra en unas doscientas. "Con 'L'home del paraigua', pusimos 423 personas en el escenario del Gran Teatre del Liceu. Aquí, el espacio será más grande."

Diversos son los objetivos que persigue TSA, señala Jordi Flores; entre ellos, la descentralización de la cultura, la creación comunitaria y la dinamización sociocultural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook