Comer juntos

17.05.2016 | 04:21

Las comidas en familia son el momento ideal para que los niños crezcan aprendiendo buenos hábitos alimentarios en la mesa. Precisamente, la consellera de Afers Socials y Famílies, Dolors Bassa, reivindicó este domingo, en la celebración del Día Internacional de las Familias, la importancia de las comidas en las relaciones familiares. "Son el espacio perfecto para fortalecer los lazos entre las personas que se sientan en torno a una mesa", indicó.

Un estudio de la Universidad de Columbia afirma que los niños que comen entre cinco y siete veces a la semana en familia tienen menos riesgo de consumir alcohol, tabaco y otras drogas, así como más probabilidades de tener una buena relación con sus padres.

En la cocina. La educación alimentaria no debe limitarse a escoger platos saludables, sino también a familiarizar al niño en la cocina. Así, es importante que empiecen a ser partícipes de todo el proceso desde bien pequeños, en tareas como preparar ensaladas o llevar el plato a la mesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook