Una especie común y numerosa

16.05.2016 | 04:22
Una especie común y numerosa
Una especie común y numerosa

Los jabalíes, en líneas generales, no suelen atacar a humanos y en la mayoría de las ocasiones huyen en caso de un encuentro. No obstante, en situaciones que puedan instintivamente considerar como de riesgo para ellos o sus crías, pueden resultar agresivos y muy peligrosos por la violencia de sus ataques y lo afilado de sus colmillos, especialmente si van en grupo. No existe pauta de comportamiento para repeler un ataque más que intentar mantener la calma y provocar su huída con ruidos o alguna acción de autodefensa. Son imprevisibles y lo mejor es evitarlos.

Se trata de animales que se adaptan perfectamente al medio y que tienen una gran capacidad de procreación. La proliferación de ejemplares de esta especie está causando problemas, especialmente en las áreas habitadas limítrofes con zonas boscosas. Las familias de jabalíes se desarrollan en el interior de los bosques, pero cada vez más en según que zonas y en función de la necesidad de alimento, se aventuran por áreas habitadas donde saben que pueden conseguir comida más o menos fácil. En algunos lugares limítrofes con el Parc de Collserola se han convertido en una auténtica plaga. Provocan destrozos en huertos y jardines y empiezan a no ser inusuales los encuentros poco amistosos con humanos, no sólo en Sant Cugat, Valldoreix o La Floresta, sino también en el Parc Natural de Sant Llorenç. El de Thor no es el único incidente que se ha producido en los alrededores de Terrassa con jabalíes en las últimas semanas. Hace escasamente un mes se produjo otro episodio en la zona del Parc Audiovisual, cuando una excursionista resultó herida como consecuencia de otro ataque. De la misma forma, se ha detectado en los últimos meses jabalíes en el casco urbano de la ciudad, algo hasta ahora poco habitual, en zonas como Can Boada, Can Roca o Roc Blanc.

Las autoridades intentan limitar la presencia de ejemplares en el Parc Natural y anualmente se llevan a cabo batidas de caza controladas y programadas. Asimismo, se ha puesto en marcha hace pocos días una experiencia novedosa por parte de la facultad de veterinaria de la Universitat Autònoma de Barcelona con la colaboración de la Diputació de Barcelona y los ayuntamientos de Terrassa, Matadepera, Vacarisses y Sant Cugat para reducir la población de jabalíes. Se trata de un proceso de esterilización con una vacuna inmunocontraceptiva que disminuya la capacidad reproductiva de una especie que empieza a ser problemática para mantener el equilibrio natural de los bosques.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook