La carne procesada "desaparece" de la guía para la alimentación en guarderías

11.05.2016 | 17:32
El consumo de carne procesada fue desaconsejada por la OMS
El consumo de carne procesada fue desaconsejada por la OMS

La carne procesada no figura en la guía "Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años)" que ha presentado hoy la Agencia de Salud Pública de Catalunya, que actualiza la publicada hace siete años. La coordinadora de las guarderías del Ayuntamiento de Terrassa, Mercè Fontané, ha participado en la presentación.
La nueva guía incorpora, entre otros, todos los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto al consumo de carne roja.
La guía revisa los contenidos de la de 2007 a la luz de las evidencias científicas más recientes y, así, recomienda la leche materna (o adaptada) de forma exclusiva hasta los 6 meses, es más flexible en la incorporación de productos y texturas y reduce la presencia de proteína animal.
La dietista de la dirección general de Salud Pública de Catalunya Gemma Salvador, que ha dirigido la elaboración de la guía, ha destacado los nuevos enfoques en el calendario de incorporación de alimentos y, en especial, en el concepto de alimentación en sólido.
Salvador ha insistido en la necesidad de reducir las cantidades, en especial de carne y pescado, porque la tendencia es que sean superiores a las necesidades y también a la sensación de hambre que tienen los niños.

También ha explicado que la guía recoge los beneficios de intercalar alimentos sólidos a partir de los 6 meses y los perjuicios de prolongar el suministro de alimentos triturados, una práctica cada vez más extendida.
También ha sido muy crítica con el uso excesivo de los artilugios de cocina que emulsionan los alimentos y, en este sentido, la responsable de la coordinación de las guarderías del Ayuntamiento de Terrassa, Mercè Fontané, ha explicado que en la escuela no pueden "hacer espuma tipo el Bulli y hay niños que no quieren nada que no sea esa textura".
Fontané también ha lamentado que la preocupación en torno al hecho de comer complique la relación entre padres e hijos.

Epidemia de obesidad infantil
El secretario de Salud Pública, Joan Guix, ha señalado por su parte la importancia de este documento como instrumento de información y asesoramiento para los profesionales de los centros sanitarios que ofrecen consejos alimentarios como para las familias y las personas responsables de guarderías infantiles.
"Tenemos una epidemia de obesidad infantil", ha lamentado Guix, que ha destacado la importancia de los hábitos alimentarios en la primera infancia.

En la rueda de prensa ha participado también Maria Eugenia Ortolá, representante de la Sociedad Catalana de Pediatría, que ha destacado la utilidad de esta guía para los profesionales y ha insistido en que los niños "no deben decidir ni qué, ni cuándo ni dónde comen, pero sí la cantidad" y que obligarles a acabárselo todo "no es bueno".
También ha considerado que hasta ahora la introducción de alimentos en la dieta de los bebés estaba muy pactada, especialmente porque se relacionaba con la aparición de alergias, pero que "no hay ninguna evidencia científica" al respecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook