Tribunales

Acusado de traficar con cocaína en una tienda de comestibles

11.05.2016 | 04:22

Traficaba con cocaína en un colmado, en una tienda de comestibles. Al menos, eso sostiene el Ministerio Fiscal, que acusa al vendedor de un delito contra la salud pública y solicita que sea condenado a siete años y seis meses de prisión.

La policía lo detuvo el 2 de junio del 2015 durante una inspección del comercio. Agentes de la Policía Municipal y los Mossos d'Esquadra acudieron al establecimiento, radicado en Sant Pere Nord, para llevar a cabo una actuación administrativa relacionada con contratos de trabajo. A la una de la tarde, los agentes de uno y otro cuerpo entraron en el local comercial y lo inspeccionaron luego de obtener el permiso de su propietario.

El fiscal afirma que los policías hallaron droga durante la revisión del lugar; que la encontraron escondida en el mostrador donde el procesado "desempeñaba su trabajo como empleado de la tienda"; que hallaron una bolsa con seis papelinas en su interior, cinco de color azul y una con el envoltorio verde. Contenían cocaína, con un peso neto de 2,47 gramos. Pero la cantidad más importante de sustancia la localizaron los agentes en el cacheo personal del acusado.

Papelinas en la chaqueta
Según el fiscal, intervinieron en su chaqueta veintiséis papelinas, nueve azules y diecisiete verdes, con un peso de 11,43 gramos. "El acusado destinaba todas estas sustancias a la venta a terceras personas dentro del establecimiento", añade el Ministerio Público.

La cocaína requisada en el operativo policial hubiera alcanzado un valor de 1.160 euros, según los cálculos efectuados por la Fiscalía en base a los listados de precios y purezas del Ministerio del Interior.

El detenido, de origen dominicano, sin antecedentes penales, ingresó en prisión preventiva el 3 de junio y estuvo en la cárcel hasta el 22 de julio, cuando la Audiencia Provincial acordó su libertad a la espera de juicio. Un tribunal de la sección séptima de la Audiencia tiene previsto juzgar hoy el caso. El fiscal pide una pena de siete años y seis meses de prisión y una multa de cuatro mil euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook