Fira Modernista

El tren "Lluís Muncunill" abre las actividades de la Fira Modernista

09.05.2016 | 08:29
El tren "Lluís Muncunill" abre las actividades de la Fira Modernista
El tren "Lluís Muncunill" abre las actividades de la Fira Modernista

Llegó ese sábado del año en el que Terrassa se despierta felizmente descolocada en el tiempo. Llegó ese día en el que desde primera hora de la mañana, paseando por el centro de la ciudad, o con un mero vistazo desde la ventana de casa, es bastante fácil dar con algún que otro vestido de época, la de finales del siglo XIX y principios del XX . Este año, muchas de las telas recordarán las que llevaban los obreros de aquellos tiempos no tan lejanos, puesto que la presente Fira Modernista, que tiene lugar en Terrassa durante este fin de semana, está dedicada a ellos.

Tras la inauguración oficial de ayer, con una recreación del Cors d'en Clavé en la Plaça Vella, y el bautizo de un tren de Ferrocarrils con el nombre del arquitecto Lluís Muncunill, hoy y mañana la fiesta se repartirá por los escenarios habituales de la Fira Modernista. La Rambla d'Ègara acogerá como cada año el mercado de artesanía y alimentación. Mientras que la Plaça de Josep Freixa i Argemí y el Parc de Sant Jordi contarán con los talleres de oficios. Mientras, los terrassenses y foráneos que paseen por el Raval de Montserrat encontrarán la Fira de Ciutats Modernistes, con estands de municipios que tienen patrimonio de este estilo artístico.

Pero más allá de conocer los enclaves ineludibles de la feria, una buena forma de disfrutar de este evento en el que toman parte más de 150 entidades y organizaciones de la ciudad, una buena idea pasa, simplemente, por echar a andar y dejarse sorprender. En ese caso es muy posible, poniendo atención, que aparezca algún que otro dibujante del primer encuentro Sketchcrawl, que desde las diez de esta mañana y partiendo de la Masia Freixa, recorrerá Terrassa plasmando sobre papel y subiendo a internet aquello que más le llama la atención de la feria.

En el paseo también será fácil toparse con niños, divertidos, que durante todo el día se dejarán pintar la cara en la Plaça del Progrés. Un poco más al norte, en el mNACTEC, y alzando la vista, se percibirán las figuras humanas que a las 10.30 y las 11.30 horas recorrerán las sinuosas formas del tejado del museo (ayer, el aforo estaba ya completo).

Patrimonio y gastronomía
Ésta es solo una de las múltiples propuestas que este fin de semana harán posible que terrassenses y foráneos conozcan el rico patrimonio arquitectónico modernista de la ciudad. No faltarán las visitas guiadas a la Masia Freixa (que en estos días más que nunca es la reluciente joya de un Parc de Sant Jordi floreado, primaveral). Además, tanto hoy como mañana habrá puertas abiertas al propio Vapor Aymerich, Amat y Jover (mNACTEC), a la Sèu d'Ègara, al Castell de Cartoixa y a la Casa Alegre de Sagrera.

Como la edición número catorce de la Fira Modernista está dedicada al movimiento obrero, en la agenda también figuran rutas que permiten conocer mejor la vida de las clases trabajadoras de antaño. Una tiene como decorado el Vapor Ros (calle del Racó, número 15), un nuevo escenario de la Fira Modernista donde, en visitas de cuarenta minutos, se mostrará cómo era la actividad cotidiana en una fábrica, en un vapor, de principios de siglo. Las representaciones serán hoy a las 11.30, 13, 17 y 19 horas.

También en la Masia Freixa habrá escenificaciones cotidianas de principios del siglo XX. En este caso, como las que podían existir en una vivienda burguesa de la Terrassa modernista.

Caminando, caminando, y llegando a la Plaça de Salvador Espriu, aguardan las actividades gastronómicas, con "tastets" de productos y el segundo concurso de recetas con botifarra terregada. Además, el sótano del Mercat de la Independència ofrecerá una zona de restauración. Y en la Plaça del Progrés, diferentes comercios ambientados de época tendrán puestos de comida a buenos precios.

Cultura popular
Mientras -y éste también es el espíritu de la fiesta de la primavera- la música puede empezar a sonar de golpe, sin aviso alguno, en cualquier parte, en el rincón más insospechado. En una "cantada de caramellas", un concierto de habaneras, un "combo-folk" modernista, un vermut musical, la ballada de sardanas de Amunt i Crits (hoy, a las 17.15 horas, en el Parc de Sant Jordi), el pasacalles del Drac Baluk Astharot i Diables de Ca n'Aurell o el de Minyons, que hoy a las 18.30 horas sale de la Casa Jacint Bosch.

Será un buen entretenimiento familiar a la espera de que las horas pasen y lleguen los platos fuertes de la presente Fira Modernista. En este sentido, la Plaça Vella, como ya ocurrió ayer con el canto coral, se convertirá esta noche en la "Plaça Major" del recreo de los obreros una vez que hayan salido de las fábricas. Allí, a partir de las 21.30 horas, bailarán con la música de la Orquestrina Selecta Les Delícies en el "envelat" creado para la ocasión. Sonará el paso doble, el vals, el tango, el chotis, la mazurca, la polca y otros ritmos de la época que harán a los obreros olvidar las difíciles condiciones laborales que viven en las fábricas. El sábado por la noche será el momento de la diversión sin freno. Ya a la mañana siguiente, el domingo, vendrán las reivindicaciones proletarias.

Otros platos a tener en cuenta son la exposición y el desfile de vehículos de época (el domingo, en la Rambla d'Ègara) y el Ball de Gitanes que partirá mañana, a las 11 horas, de la calle del Camí Fondo.

Aún queda mucha Fira Modernista por vivir. Casi toda, para ser exactos. Pero como todo principio tiene su final, basta por ahora con saber que el de este año será bien sonado. Y nunca mejor dicho considerando que irá a cago de los Cors de Clavé de la ciudad y la Societat Coral L'Aliança, que ofrecerán un concierto de cánticos vibrantes. Será mañana, en el patio del mNACTEC, a las 20.30 horas.

El tren Muncunill
Y desde ayer, el espíritu del arquitecto modernista Lluís Muncunill pasea en tren por la línea S1 de Ferrocarrils. Coincidiendo con el estreno de la Fira Modernista, el conseller de Territori i Sostenibilitat Josep Rull y el alcalde de Terrassa Jordi Ballart bautizaron un convoy de la flota con el nombre del diseñador de la Masia Freixa. El rostro del ilustre arquitecto viaja desde ayer en un tren de la serie 113, los vehículos de última generación que están renovando la S1. "Muncunill dará alma al metro del Vallès", dijo ayer Ballart, que ve en el homenaje a la figura "un elemento de promoción de la ciudad". El conseller Rull recordó que el arquitecto "forma parte del imaginario colectivo", y apeló a la ejemplaridad de su genialidad creativa. "Si como Muncunill abrazamos la excelencia, como país somos imparables", dijo. Al bautizo acudieron varios descendientes de Lluís Muncunill, que agradecieron el gesto en un día triste para la familia por el fallecimiento, ayer mismo, de Neus Escudé, nieta del insigne arquitecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook