Sucesos

Asaltan una nave abandonada para robar plantas de marihuana

06.05.2016 | 08:16
La nave, situada en la calle de Galícia, fue precintada por la Policía Nacional tras el decomiso.
La nave, situada en la calle de Galícia, fue precintada por la Policía Nacional tras el decomiso.

Unos policías municipales entraron ayer en una nave abandonada de Segle XX cuya puerta estaba forzada. Constataron que alguien la había asaltado, como era de prever a tenor de los signos de forzamiento. Lo que quizás no era de prever fue el hallazgo de los agentes: allí había una plantación de marihuana, con cientos de matas, y los ladrones habían irrumpido en el edificio precisamente para apoderarse de unas cuantas.

Faltaba poco para las ocho de la mañana cuando alguien llamó a la Policía Municipal para comunicar el hecho: una nave industrial en desuso, situada en la calle de Galícia, tenía la puerta forzada y todo apuntaba a que unos desconocidos la habían allanado poco antes, durante la madrugada.

Varios agentes locales se personaron en la calle de Galícia, en un tramo industrial de Segle XX, para comprobar la información. Y corroboraron que alguien había invadido el inmueble, se presume que para robar en su interior.

El botín no estaba formado por metales o por cualquier otro material de chatarra. Los guardias se introdujeron en la nave industrial para inspeccionarla y tardaron bien poco en saber a qué habían ido allí los ladrones. Los policías encontraron plantas de cannabis maltrechas, tiradas por el suelo, como si alguien las hubiera perdido durante su transporte, pero también otras muchas intactas. El edificio había sido convertido en una plantación de maría.

Casi 400 plantas
Los agentes comunicaron el hallazgo a la central. Otros compañeros se presentaron en la calle de Galícia para ayudar a escudriñar su interior y hacer recuento y recogida de las matas de cáñamo que se habían salvado de la rapiña. La presencia de los agentes locales duró unas cinco horas y concluyó con la aprehensión de 380 plantas, de un peso bruto de unos 85 kilogramos. La maría fue trasladada a la Jefatura de la avenida de Les Glòries Catalanes. La Policía Municipal habló con testigos para saber quién hacía uso de la nave.

Por supuesto, los cultivadores habían pinchado el suministro eléctrico de manera ilegal. Al parecer, varios individuos han sido vistos en las últimas semanas entrando y saliendo del edificio, se presume que para controlar el desarrollo y mantenimiento de la plantación y para sacar el cannabis ya listo para su envasado. Llegaban en tres vehículos y acostumbraban vestir ropa deportiva.

Eso, por lo que respecta a los responsables del cultivo. Falta conocer también quiénes sabían lo que había allí dentro y decidieron irrumpir en la nave para robar parte de la maría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook