Miralles y Pla, en la prueba de catalán de 6º de primaria

05.05.2016 | 04:22
Alumnos de la Escola Enxaneta, concentrados, ayer, en la prueba de catalán.
Alumnos de la Escola Enxaneta, concentrados, ayer, en la prueba de catalán.

Fragmentos de libros de Francesc Miralles y Josep Pla sobre el reino animal fueron los protagonistas de la prueba de catalán de 6º de primaria que se realizó ayer en las escuelas públicas, concertadas y privadas. Además de responder preguntas sobre los textos de los autores citados, los alumnos también tuvieron que enfrentarse a un dictado sobre un texto de Joana Raspall y una redacción que, esta vez, pedía escribir un email a un amigo sobre alguna anécdota vivida con algún animal.

Con el examen de catalán, que tuvo lugar ayer a las nueve de la mañana y después el de matemáticas, arrancó la evaluación de competencias básicas que realiza el departamento de Ensenyament para saber el nivel de final de etapa de primaria del alumnado de Catalunya. Los escolares se examinan de cuatro asignaturas, lengua catalana, matemáticas, lengua castellana e idioma ( la mayoría de inglés), y en dos días.

El primer día, ayer, este centro se desplazó a la Escola Enxaneta situada en la avenida de Béjar, donde se examinan 76 alumnos, todos los matriculados este curso. Las dos primeras pruebas, la de catalán y matemáticas, fueron bastante bien a tenor de las mismas valoraciones que expresaron los niños al final de su cuadernillo. Eizam, Ruben y Pau comentaron sobre la prueba de catalán que no era muy difícil y que lo que más les había costado era el dictado (tuvieron que llenar espacios en blanco de un texto de Joana Raspall) y la redacción.

Salva y Andrea se añadieron y manifestaron que les había resultado más fácil el de matemáticas, con cuestiones de lógica y razonamiento, que el de catalán. Matizaron que el de matemáticas es más rápido, mientras que el de catalán requiere más dedicación, concentración, porque hay que leer el texto y comprenderlo bien para no equivocarse en las preguntas.

Nivel correcto
Las maestras tutoras, Elisabeth Herrera y Vanesa Soriano, asintieron. "Las evaluaciones son correctas al nivel porque son textos literarios y temarios estudiados en clase. En lengua catalana pensamos que el tiempo de sesenta minutos es ajustado. En matemáticas, si el alumno entiende bien el enunciado, es más ágil. Aquí, la mayoría de los niños han comentado que era fácil". Tras lengua catalana y matemáticas, hoy se enfrentarán a lengua castellana e idioma.

Las pruebas de 6º de primaria se realizan desde hace ocho años y son bien recibidas por los centros. Maite Manils, directora de Enxaneta, consideró que "esta prueba externa te permite tener más datos sobre el nivel de tu alumnado y del centro, y sobre todo va muy bien porque es un final de etapa y el inicio de otra, la secundaria. Si el alumno cambia de centro, que pasa a un instituto, también añade información al expediente Y, por supuesto a las familias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas