La FAVT ratifica en asamblea el ingreso de cuatro nuevas A VV

03.05.2016 | 08:09
La asamblea de la FAVT en la que amplió su junta tuvo lugar en el Casal Cívic de Ca n´Aurell.
La asamblea de la FAVT en la que amplió su junta tuvo lugar en el Casal Cívic de Ca n´Aurell.

La asamblea general ordinaria que la Federació d'Associacions de Veïns de Terrassa (FAVT) organizó el sábado pasado en el Casal Cívic de Ca n'Aurell se saldó con cuatro altas, una baja y la aprobación de una amplia junta directiva formada por un total de 18 miembros.

Hasta 22 asociaciones de vecinos representadas por unas 50 personas tomaron parte en un concurrido encuentro que abrió el presidente -ahora ya en funciones- de la FAVT, Ramon Clariana, para dar la bienvenida a los allí reunidos. La cita siguió ratificando la incorporación a la FAVT de las entidades vecinales del Segle XX, Vallparadís, Montserrat y Plaça Catalunya-Escola Industrial, que ya habían ingresado de una forma provisional en la federación a la espera de tener el visto bueno de la asamblea.

También hubo una baja, de la A VV de Can Parellada-Zona Sur, según indicó Clariana, por el impago de cuotas y la imposibilidad de comunicarse con su presidente. De hecho, el mapa asociativo vecinal de Can Parellada se está reconfigurando en la actalidad y algunos miembros de la citada entidad vecinal impulsan un nuevo proyecto.

Amplia junta
Con los nuevos ingresos, la FAVT suma 25 asociaciones de vecinos federadas, un número al que no llegaba desde hacía años. Un total de 18 de estas agrupaciones también formarán parte de la nueva junta directiva que salió de la asamblea del sabado (cada miembro de la junta representa a una asociación de vecinos diferente). La constitución de la junta se aprobó con el único voto en contra del Segle XX, al considerar que un grupo de cabeza tan amplio, de 18 miembros, acabaría por resultar poco operativa. Salvador Pérez, como representante del Segle XX, intervino en distintas ocasiones para defender que la junta fuera más reducida, al tiempo que aportó por recuperar la existencia de un órgano, de una estructura intermedia, entre la ejecutiva y la asamblea.

Con todo, la nueva junta creció de los once hasta los 18 miembros. Y tal como era de prever, de la cita del sábado no salieron los nombres que ocuparan los cargos de presidente, vicepresidente, secretario y tesorero de la FAVT. La renovada junta los elegirá en una reunión que tendrá lugar el el miércoles día 11, en el Centre Cívic President Macià de Sant Pere Nord.

Continuidad
El presidente en funciones de la FAVT, Ramon Clariana, se muestra abierto a seguir en el cargo si así lo decide la junta. La asamblea también sirvió para aprobar la memoria y el balance económico de 2015, así como el plan de trabajo previsto para 2016 dejando claro que éste es un documento abierto a las aportaciones de las diversas asociaciones de vecinos, en especial de aquellas recién federadas.

En cuanto al citado plan de trabajo, la asamblea dio el visto bueno a un documento de carácter continuista, que defendió que la FAVT siguiera vinculada a los 16 órganos municipales y a las ocho entidades o plataformas sociales la federación participa de un modo u otro en la actualidad (entre los que destaca la comisión técnica municipal del agua o la mesa municipal de sanidad, aún por constituir).

La edil de Ciudadanía y Calidad Democrática, Meritxell Lluís, cerró con su intervención algo menos de cuatro horas de asamblea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook