DIARI DE TERRASSA
Pleno municipal

Mina estudia recurrir el dictamen emitido por la Comissió de Preus

02.05.2016 | 04:23

El toma y daca que mantienen Mina y el Ayuntamiento sobre el precio de las tarifas del agua para 2016 puede vivir pronto un nuevo episodio. Y es que Mina, Aigües de Terrassa, la compañía gestora del servicio de abastecimiento de agua en la ciudad, estudia presentar un recurso administrativo contra el reciente dictamen de la Comissió de Preus de Catalunya, que la semana pasada daba la razón al Ayuntamiento en su negativa de aceptar la subida de precios del 1,5 por ciento que había propuesto Mina.

Los servicios jurídicos de la compañía analizarán en los próximos días la conveniencia de presentar un recurso directo al dictamen de la Comissió de Preus, un organismo colegiado de la Generalitat.

En un inicio, Mina planteó al Consistorio un aumento del 1,5 por ciento de las tarifas después de que los precios del agua se mantuvieran congelados en 2015. Ante esta idea, el Ayuntamiento de Terrassa pidió a Mina que justificará el por qué de la pretendida subida. La compañía argumentó que este año preveía comprar un volumen extra de agua debido a las obras en una de las cañerías que abastece a la ciudad. Y también que debería invertir más en el tratamiento del agua por la escasez de lluvias.

Ambos motivos, que Mina ayer reiteró en un comunicado en que anunciaba la toma de posibles acciones para defender el incremento de precios, no convencieron al Consistorio. Entonces, el alcalde firmó un decreto en que descartaba el incremento de las tarifas y notificó la decisión a la Comissió de Preus para que ofreciera su opinión. El dictamen llegó la semana pasada y dio la razón al Consistorio ante la voluntad de Mina. Pero la compañía no parece dispuesta a quedarse de brazos cruzados.

Pleno
El anuncio de las nuevas intenciones de Mina llega tras el pleno municipal del jueves, que desestimó el recurso de reposición que la empresa había presentado contra el decreto de alcaldía que rechazaba la subida de precios, al considerar que no era de su competencia.

Mientras, los trabajadores de Mina se manifestaron el jueves para defender que el debate sobre el agua en la ciudad no afecte a sus puestos y derechos laborales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook