DIARI DE TERRASSA
Pleno municipal

La Fundació Tarrés valora si sigue con el pleito del comedor escolar

02.05.2016 | 04:23
La adjudicación del servicio del comedor escolar en la pública volvió a ser tema de polémica en el pleno
La adjudicación del servicio del comedor escolar en la pública volvió a ser tema de polémica en el pleno

La Fundació Pere Tarrés y Arcasa se están planteando si continúan con el pleito contra el Ayuntamiento por la adjudicación a la empresa Serhs del servicio del comedor escolar en Terrassa. En el supuesto de así fuera, institución y empresa deberían acudir ahora al tribunal del contencioso- administrativo después de que el Ayuntamiento, en el pleno, desestimara el recurso de reposición interpuesto.
Así lo avanzaron fuentes de la Fundació Pere Tarrés, las cuales explicaron que en un primer momento no se habían planteado la posibilidad de seguir pero que, ahora, no lo descartan. Quién parece que lo tiene más claro es Arcasa aunque este extremo no pudo ser confirmado por la dirección general.

El informe jurídico por el cual se desestima el recurso presentado por Pere Tarrés y Arcasa se sometió a votación en el pleno municipal y salió adelante gracias a los votos a favor del equipo de gobierno, PSC y CDC, y la abstención del resto de grupos. Además de rechazar la alegación, el mismo informe también argumenta que no procede suspender el contrato con la empresa de catering del Maresme que, por otra parte, se formalizó hace pocos días.
En el turno de intervenciones, toda la oposición expresaron que "era difícil posicionarse políticamente sobre un informe técnico elaborado por los propios servicios de la Casa", así que lo hicieron sobre el fondo de la cuestión que ha motivado el recurso de la fundación y Arcasa que es la contratación de esta prestación a Serhs.

Cambio en el voto
En sentido hubo pocas sorpresas al respecto puesto que todos los grupos ya tuvieron la oportunidad de debatir y votar esta cuestión en el pasado pleno del mes de octubre, cuando se presentó la propuesta para adjudicar el servicio a la empresa Serhs. Si se dio un matiz en el voto. CUP, ERC yTeC votaron entonces en contra y ayer se abstuvieron por entender que se trataba más de un dictamen técnico y no político.
La oposición más a la derecha, como PP y Ciutadan's , y a la izquierda (CUP, ERC y TeC) consideraron como en octubre pasado que en esta licitación habían primado los criterios económicos a favor de la calidad y del servicio educativo (las actividades complementarias con monitores). En el debate de fondo estaba y está la concesión de quinientas becas de comedor que ofrece Serhs, un número de ayudas muy por encima del que presentaban otras empresas, un máximo de 250.

Precisamente, la aportación en becas comedor es la que motivó a la Fundació Pere Tarrés y Arcasa, que se presentaban a la licitación, a presentar el recurso contra la contratación a Serhs que ayer se desestimó. Ambas sostienen que ofrecer este paquete de ayudas no hace sostenible la prestación.

En el debate del pleno resurgió de nuevo esta concesión de becas de comedor. Maria Sirvent, portavoz de la CUP, Javier González, de Ciutadans y Isaac Albert, de ERC coincidieron en señalar que "las becas las debe conceder la Administración y no una empresa privada por lo que no deberían figurar en un pliego de condiciones".
Sirvent defendió que "en una licitación, lo que tiene que pesar es la calidad del servicio". mientras que González calificó la inclusión de este "requisito solidario como un error porque puede pervertir todo el proceso". El portavoz de la TeC, Xavier Matilla, se lamentó de "no haber paralizado un concurso", que calificó como "drama" por el que ahora nos obligará a estar muy atentos a Serhs". Algo que también sostuvo el portavoz del PP, Àlex Rodríguez. Tras las exposiciones, Alfredo Vega, portavoz del equipo de gobieno, insistió en que "el pliego de condiciones para ese servicio se elaboró con la mejor de las intenciones" y recordó que "el mismo fue fruto de un amplio consenso con la participación de directores, padres y otros representantes de la comunidad educativa". Asimismo añadió que "este es un servicio de mucha dimensión -3.700 menús diarios- y que, por tanto, siempre está sujeto a protestas y críticas". De este número de menús, hay un ochenta por ciento subvencionado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook