DIARI DE TERRASSA

Asaltaban casas de comerciantes chinos y paquistaníes

02.05.2016 | 04:23
Objetos y dinero requisados por la policía en las viviendas de los detenidos.
Objetos y dinero requisados por la policía en las viviendas de los detenidos.

Fijaban su punto de mira, sobre todo, en comerciantes chinos o paquistaníes a los que vigilaban y seguían para conocer sus rutinas hasta que llegaba el momento de abatirse sobre ellos; sobre sus casas, objetivo final de los dos ladrones que han sido detenidos por once robos con fuerza en domicilios. Una de las viviendas asaltadas estaba en Terrassa.
Las investigaciones las efectuaron agentes de los Mossos d´Esquadra de la comisaría de Cornellà de Llobregat. Las comenzaron el 2 de febrero, cuando supieron de un robo con fuerza cometido en casa de una mujer avecindada en esa población. Los investigadores, en sus primeros pasos, indagaron en la actividad de grupos de delincuentes ya conocidos por hechos análogos, y se fijaron en unos tipos de intensa actividad delictiva y especializados en el asalto a domicilios, sobre todo a viviendas de comerciantes chinos y paquistaníes. Ejecutaban sus golpes en las localidades que fuera y no actuaban al tuntún; preparaban a conciencia los robos, vigilando a las víctimas, siguiéndolas, reconstruyendo horarios y formas de proceder para saber cuándo entraban en casa y cuándo salían de ella. Y entonces daban el zarpazo procurando que no hubiese nadie en el domicilio elegido. Buscaban, sobre todo, grandes cantidades de dinero en metálico, joyas, relojes caros y otros artículos de alta gama. Así, perpetraron once asaltos, cuando menos, en Cornellà, Martorell, Granollers, La Llagosta y Terrassa. En esta ciudad cometieron un robo con fuerza el 14 de abril.
Una semana después, el 21 de abril, los mossos les echaron el guante. Ese jueves los agentes irrumpieron a la vez en las dos viviendas de Mataró donde residían los sospechosos y donde fueron detenidos. Y donde los investigadores encontraron casi 35.000 euros en efectivo, relojes, joyas, bolsos de lujo, aparatos tecnológicos y juegos de llaves que, según la policía, utilizaban para forzar las cerraduras. Se calcula que el botín conseguido por los ladrones ronda los 50.000 euros.

Botín para una reforma
Los dos arrestados, uno marroquí y otro argelino, han ingresado en prisión. Ambos contaban con cuatro antecedentes y los mossos han confirmado que en los registros hallaron objetos sustraídos en el 2014 en varias localidades; entre ellas, Tarragona y Lloret de Mar

La esposa de uno de los imputados también ha sido denunciada por los mossos por su presunta implicación en las acciones de su marido y su compinche. El argelino arrestado enviaba el dinero productos de sus robos a su país para pagar la reforma de una casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook