Los trabajadores de Mina se hacen oír antes del pleno

29.04.2016 | 04:23
La manifestación de los empleados de Mina concluyó en el Raval de Montserrat.
La manifestación de los empleados de Mina concluyó en el Raval de Montserrat.

Al grito de "estabilidad, servicio de calidad", decenas de empleados de Mina, Aigües de Terrassa se manifestaron ayer (muchos de ellos, acompañados por sus familias) en las calles del centro de la ciudad. Su objetivo era reclamar que se respeten sus puestos de trabajo y derechos laborales ante el final de la concesión a Mina del servicio de abastecimiento de agua urbana en Terrassa, fechado para el próximo 31 de diciembre.

En la cabecera de la marcha, que partió sobre las cinco de la tarde desde las oficinas de la compañía, situadas en la calle de la Societat, estaba el presidente del comité de empresa, Francisco García, así como el secretario general de CC OO en el Vallès Occidental-Catalunya Central, Enrique Rodríguez.

Numerosas banderas del sindicato ondearon durante todo el recorrido, que terminó minutos antes de las seis de la tarde en el Raval de Montserrat, a las puertas del Ayuntamiento. Los trabajadores de Mina quisieron de esta manera alzar la voz antes del pleno municipal que tuvo lugar ayer.

Consenso
Ya a las puertas del Consistorio, y altavoz en mano, el presidente del comité de empresa, Francisco García, celebró el consenso alcanzado entre los empleados y todos los grupos políticos municipales, que permitió que ayer se leyera en el pleno un texto en defensa de los derechos laborales de la plantilla ante el fin de la concesión. "Es un acuerdo por el que se garantiza la estabilidad de todos los puestos de trabajo más allá de cómo acabe el proceso de la concesión", indicó.

Enrique Rodríguez (CC OO) también se mostró satisfecho por el acuerdo. "La primera batalla la hemos ganado -dijo-, pero viene una segunda parte, la de la subrogación, o no, de la plantilla tras el resultado definitivo sobre el modelo de gestión". En este sentido, Rodríguez afirmó "que los empleados de Mina se movilizarán ante cualquier intento de agresión que haya."

La plantilla de la empresa salió ayer a la calle por primera vez tras meses de un continuo debate político sobre cuál debe ser el futuro modelo de gestión del servicio de agua en Terrassa. Privado (apostando de nuevo por Mina o por otro operador), público, o bien optando por una fórmula mixta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook