Premio a Jordi Camí por sus investigaciones contra el alzheimer

28.04.2016 | 04:22
El doctor Jordi Camí dirige la Fundació Pasqual Maragall.
El doctor Jordi Camí dirige la Fundació Pasqual Maragall.

El doctor Jordi Camí i Morell ha recibido el reconocimiento del Rotary Club de Terrassa por su dedicada tarea de prevención e investigación del alzheimer. La entidad egarense le concedió el martes el premio Paul Harris en el transcurso de una conferencia impartida por el propio Camí, que dirige la Fundació Pasqual Maragall.
El catedrático de la Universitat Pompeu Fabra alertó de que los casos de alzheimer, una enfermedad que sufren alrededor de 600 mil personas en España, aumentarán en los próximos años debido al incremento en la esperanza de vida de la población. De hecho, hoy por hoy ya es la demencia más frecuente en el país. Según sus palabras, el reto actual pasa por "conseguir menos casos y menos dependencia". Con este objetivo, entre otros, trabaja la Fundació Pasqual Maragall, que promueve la investigación y trata de ocuparse también de las personas que cuidan a los enfermos de alzheimer.

Una enfermedad silenciosa
Camí admitió que aún hay más preguntas que respuestas sobre el alzheimer: "No se cura y casi no tenemos instrumentos para alargar la vida del paciente. Ni tan siquiera existen evidencias científicas que indiquen que el entrenamiento mental prevenga contra la enfermedad, aunque el sentido común dice que una vida saludable debe proteger", señaló este doctor en Medicina, especialista en Farmacología Clínica.
Camí remarcó la importancia de la detección precoz, por lo que reclamó que la lucha contra esta patología ocupe un lugar destacado en la agenda social, política y económica: "Es una enfermedad silenciosa, y cuando aparecen los primeros síntomas clínicos probablemente ya sea tarde para curarla", lamentó. Cuando una persona pierde su capacidad cognitiva, dijo, "no hay soluciones". Hace poco más de seis años que se sabe que la patología empieza 20 o 30 años antes, y evoluciona sin dar síntomas hasta que ya no se puede hacer nada.

El impacto que el alzheimer tiene en la vida del enfermo y de su entorno supone un duelo para toda la familia. "La enfermedad es tan devastadora que uno deja de ser lo que era", señaló Camí, quien reivindicó la importancia de mantener ayudas como las que se derivan de la Ley de Dependencia para amortiguar en parte el impacto que esta patología tiene en la persona que la padece y su entorno.
El acto también sirv ió para que el Rotary entregará a Camí un cheque por valor de 1.280 euros para la Fundació Pasqual Maragall, correspondiente al dinero recaudado en el concierto solidario de Navidad organizado por el Rotary Terrassa en las iglesias de Sant Pere.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook