Los "balls de bastons" invadieron el Centre

28.04.2016 | 04:22
Los "balls de bastons" invadieron el Centre

Con una gran animación, favorecida por el buen tiempo, se desarrolló el domingo por la mañana la 35ª Diada de Bastoners de Terrassa. A la colla anfitriona se sumaron, en esta edición, los Bastoners de l'Antic Poble de Sant Pere (Terrassa), Sabadell, Esplugues de Llobregat, Copons, Moià y, a última hora los de Salou, que no figuraban en el programa; sí se anunció la colla de la UAB, que finalmente no acudió.

La jornada comenzó tan pronto como a las 9.30 de la mañana, en la Escola Pia, donde tuvo lugar el desayuno de hermandad con todas las colles. Poco después de las once de la mañana, las siete formaciones salían por la calle de Col·legi para iniciar una cercavila que, a su llegada al inicio de la calle de Unió, se dividió en tres.

"Picant i repicant"
Los grupos se repartieron pequeños recorridos por el centro. La calle Major y las plazas de la Torre del Palau y la Font Trobada fueron los puntos que concentraron el mayor número de actuaciones, muy seguidas y aplaudidas. El sonido de los bastons "picant i repicant" se escuchaba en toda la zona.

Después, la Plaça Vella acogió las actuaciones de "lluïment" de cada una de las colles, en tres rondas, que evidenció la gran diversidad de estilos. Bastoners de Terrassa realizó sus bailes de las ocasiones especiales ("El Canari en samarreta", "Les Polaines") y, con la colaboración de Terrassahoppers, el "Jazztick" y el "Basswing", que combinan elementos del swing y el "ball de bastons", y se realizan con sticks de hockey en lugar de bastones. El baile de los "acompañantes de los Bastoners" puso la nota de humor a la diada, que finalizó con el estreno del "Ball perdut".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook