Mina d´Aigues Terrassa presenta dos estudios para garantizar los empleos en la empresa

21.04.2016 | 08:02
Depósito de Mina en Can Boada
Depósito de Mina en Can Boada

Mina Aigues de Terrassa ha presentado al Ayuntamiento dos estudios jurídicos en los que hace una propuesta para la futura gestión del agua en la ciudad que permita el mantenimiento de los puestos de trabajo y las condiciones laborales en la empresa.
La compañía ha informado de la presentación de estos estudios, a raíz de la incertidumbre que genera el hecho de que a finales de este año finaliza la concesión de esta empresa, lo que hace que el ayuntamiento esté valorando la posibilidad de revisar el modelo de gestión de la compañía e incluso que la gestión del suministro de agua pase a ser municipal.
La compañía afirma que, según la reciente jurisprudencia europea, en caso de municipalización del servicio operará la subrogación de los trabajadores, sea directamente por el propio ayuntamiento o a través de una sociedad mercantil de capital público.
En este caso se aplicaría el artículo 44 de los estatutos, que garantiza el mantenimiento de las actuales condiciones sociales, laborales y salariales, según la compañía, que alerta de las actuales restricciones de contratación en el sector público.

En este sentido, Mina Aigues de Terrassa explica que estas restricciones pueden hacer "no viable" el aumento de plantilla en el consistorio o en sociedades municipales, y asegura que, pese a que se pudieran aumentar los empleos, "no queda claro" que se conservaran las mismas condiciones laborales.
Asimismo, la firma explica que, en caso de municipalización, para llevar a cabo una licitación pública, con adjudicación a una compañía diferente, operará también la subrogación por la aplicación del artículo 53 del vigente convenio colectivo estatal del sector.

Mina Aigues de Terrassa afirma también que ha comunicado al ayuntamiento "en varias ocasiones" la estructura de personas que requiere la prestación del servicio de agua en Terrassa, incluyendo las personas con funciones específicas que están subcontratadas.
En este sentido, la compañía alerta de que la segregación de personal para el abastecimiento exclusivo de Terrassa puede suponer un "sobrecoste" del servicio para los habitantes de la ciudad y al resto de clientes de otros municipios debido a una "evidente pérdida de sinergias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook