Los estrenos de cine en Terrassa

Clásicos revisitados

15.04.2016 | 04:24
Clásicos revisitados

“El libro de la selva”, de Jon Favreau, es una espectacular adaptación de los relatos de Rudyard Kipling sobre Mowgli, el niño humano criado en la jungla que habla con los animales. Disney ya produjo en 1967 una famosa y divertida versión de dibujos animados y ahora presenta el “remake” de imagen real en 3D, que brilla por sus excelentes efectos especiales, de un realismo brutal, que nos hacen creer que Mowgli está de verdad en la selva interactuando con los animales salvajes y que éstos hablan y cantan, cuando el chico protagonista, el debutante Neel Sethi, de 11 años, no llegó a estar cerca de ningún animal en todo el rodaje. El film es muy entretenido aunque en algunas secuencias puede resultar demasiado terrorífico para los niños muy pequeños precisamente a causa de su acentuado realismo. Por lo demás, Neel Sethi realiza una interpretación muy convincente y seguro que también lo hacían los actores que ponían voz a los animales en la versión original pero el doblaje nos impide comprobarlo. Habría sido un detalle que para la versión castellana hubieran contratado a dobladores que supieran cantar pero no ha habido suerte. Y eso que las canciones, del mismo compositor que las de la versión de 1967, tenían muy buena pinta.
Intérprete: Neel Sethi. (Cinesa, en 3D).

“Victor Frankenstein”, de Paul McGuigan, es una especie de “precuela” de la historia que todos conocemos, contada desde el punto de vista del ayudante de Frankenstein, que aquí no es doctor sino un idealista, pero completamente loco, estudiante de Medicina. El eje del film es la relación personal y a veces muy compleja entre Victor e Igor, más que los propios experimentos de creación del monstruo. La película destaca por la buena dirección, los espectaculares decorados y la química entre los dos actores protagonistas. Por el contrario, el único personaje femenino está de adorno. McGuigan, director de la serie televisiva “Sherlock”, ofrece una versión alternativa y complementaria al mismo tiempo del clásico de Mary Shelley, con referencias a “El hombre elefante”, en la que habla de ciencia, religión, amistad, lealtad, dignidad, obsesión, locura, vida y muerte.
Intérpretes: Daniel Radcliffe, James McAvoy, Andrew Scott, Charles Dance. (Cinesa).

“Mi amor” (“Mon roi”), de Maïwenn, es un melodrama romántico que analiza una relación de pareja desde los felices inicios hasta la ruptura, mostrando de forma muy sutil cómo poco a poco el príncipe encantador se va convirtiendo en un ogro y la princesa maravillosa en una histérica que, aunque no han dejado de amarse, ya no pueden continuar viviendo juntos. El film es muy interesante pero le sobra metraje para ser redondo, en concreto todas las secuencias del accidente y posterior rehabilitación de la protagonista ya que lo importante son los flash-backs. Uno de sus grandes méritos está en el apartado interpretativo. Emmanuelle Bercot logró el premio a la mejor actriz en Cannes y Vincent Cassel efectúa el que tal vez sea el mejor y más completo trabajo de toda su carrera.
Intérpretes: Emmanuelle Bercot, Vincent Cassel, Louis Garrel, Isild Le Besco. (Catalunya, VOSE y doblada).

“The lady in the van”, de Nicholas Hytner, adapta el libro (y la posterior obra teatral) del mismo título de Alan Bennett, que recrea una anécdota real vivida por el propio dramaturgo. Un día, una anciana exmonja que vivía en una furgoneta le pidió permiso para aparcar el vehículo en su jardín ¡y se quedó 15 años!. La compleja relación entre ambos personajes, la vieja excéntrica y caradura y el timorato escritor que no se atreve a echarla, está tratada con mucho humor y, aunque a la larga la situación se hace repetitiva, el film nunca aburre gracias a la excelente interpretación de Maggie Smith, que ya había encarnado previamente al personaje en la versión teatral. La anécdota es que película se rodó en la propia casa de Alan Bennett. Intérpretes: Alex Jennings, Maggie Smith, Jim Broadbent, Richard Griffiths, Frances de la Tour, Dominic Cooper. (Catalunya, VOSE y doblada).

“El secreto de una obsesión”, de Billy Ray, es el “remake” americano de la producción argentina “El secreto de sus ojos” (2009) que en su día ganó el Oscar a la mejor película extranjera. Es un thriller protagonizado por un policía que lleva trece años persiguiendo al violador y asesino que mató a la hija de su mejor amiga. El film habla de pérdidas y obsesiones, así como de amistad y de amores no correspondidos y básicamente cuenta lo mismo que el original argentino, si bien la acción se ha trasladado a Los Angeles y se ha cambiado el sexo de uno de los personajes masculinos que aquí pasa a ser femenino y brinda a Julia Roberts una nueva oportunidad de demostrar su talento. Es una buena película pero, como todos los “remakes”, gustará más a quienes desconozcan el original (o tengan mala memoria y no se acuerden demasiado) porque el guion guarda escasas sorpresas para quienes tengan muy presente la primera. Intérpretes: Chiwetel Ejiofor, Nicole Kidman, Julia Roberts, Dean Norris, Alfred Molina. (Cinesa).

“El héroe de Berlín”, de Stephen Hopkins, es una biografía de Jesse Owens, el deportista que humilló a Hitler al ganar cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1936. La historia se centra especialmente en los tres años anteriores al triunfo del atleta y constituye sobre todo una denuncia del racismo. Su mejor baza es el reparto, en el que figuran secundarios de lujo como Jeremy Irons y William Hurt, mientras que su mayor hándicap es su excesivo metraje. La anécdota es que las hijas de Owens asistieron al rodaje para asesorar al actor protagonista, papel que ha recaído en el poco conocido Stephan James, que sustituyó al inicialmente previsto John Boyega cuando éste tuvo que renunciar al proyecto por no poderlo compatibilizar con la filmación de la última de “Star Wars”.
Intérpretes: Stephan James, Jason Sudeikis, Jeremy Irons, Carice Van Houten, William Hurt, David Kross. (Cinesa).

“El hijo de Saúl”, de László Nemes, es la película ganadora del Oscar en lengua extranjera en la última edición, donde representó a Hungría. Ambientada en un campo de concentración, en los últimos días de la guerra, narra la historia de un prisionero que ha colaborado con los nazis y quiere redimirse procurando un entierro digno a un niño. El argumento es minimalista y el estilo, a base de combinar planos muy cortos con largos planos-secuencia, resulta muy austero ya que el horror aparece siempre fuera de plano o deliberadamente desenfocado. Además del Oscar, ha obtenido otros cuarenta y cinco premios internacionales, cuatro de ellos en el festival de Cannes del año pasado.
Intérprete: Géza Rohrig. (Filmoteca, Club Catalunya, miércoles noche, VOSE).

“La fiesta de despedida”, de Sharon Maymon y Tal Granit, que cerrará el ciclo El Cinema i la Mort de este año, es una premiada producción que gira en torno al delicado tema de la eutanasia. Los protagonistas son un grupo de amigos que inventan un sistema para poder proporcionar una muerte digna a un enfermo terminal sin acabar por ello en la cárcel. Cuando se corre la voz, empiezan a recibir peticiones de ayuda de personas a las que ni conocen. El film reflexiona sobre la vida, la muerte y la amistad, al tiempo que plantea las dudas y dilemas morales inherentes a la cuestión de la eutanasia. Lo hace con inteligencia y respeto pero también con un insólito sentido del humor y un reparto impecable.
Intérpretes: Ze’ev Revah, Levana Finkelstein, Aliza Rozen, Ilan Dar, Rafael Tabor. (Catalunya, sólo martes 19).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook