Mina destinara este año 5,3 millones de euros a inversiones

14.04.2016 | 04:22
El año pasado se rehabilitó un kilómetro de cañería en la Ronda de Ponent. En la foto, las obras.
El año pasado se rehabilitó un kilómetro de cañería en la Ronda de Ponent. En la foto, las obras.

Mina, Aigües de Terrassa ha hecho pública la cifra que destinará este ejercicio a inversiones. La compañía consignará 5,3 millones de euros a actuaciones de mejora de las instalaciones para el abastecimiento del agua en los municipios donde opera, lo que supone un incremento del 21 por ciento respecto al ejercicio 2015. La mayor parte de ese presupuesto, 4.374.000 euros, se destinarán a inversiones de abastecimiento en la ciudad de Terrassa.

La concesionaria ha hecho público un comunicado en el que detalla la política inversora de la empresa durante los dos últimos ejercicios previos al final de la concesión, que tendrá lugar en diciembre de 2016. Para esa fecha, el Ayuntamiento de Terrassa deberá haber definido el nuevo modelo de gestión del servicio de abastecimiento de agua en la ciudad (público, privado o mixto) y tener un calendario para la nueva adjudicación.

Mina asegura que el año pasado batió récord inversor. La concesionaria destinó 4.393.795 euros a inversiones en mejora de las instalaciones, lo que supone una ratio sobre la facturación del 27%. Durante la última década, esa misma ratio se sitúa en el 22%, siempre apunta la empresa concesionaria.

En Terrassa Mina invirtió 3,5 millones de euros el año pasado. La obra de mayor envergadura e importe económico fue la sustitución de un kilometro de cañería en el trazado de la ronda de Ponent para mejorar el suministro a 13 barrios y sectores de la ciudad.

Otra partida importante se destinó a la ampliación y mejora de la red de distribución, sobre todo a la sustitución de 10.400 metros de cañerías. En total se han llevado a cabo 85 intervenciones, la mayoría de ellas en Can Boada del Pi, Torre-sana, Can Parellada residencial (y polígono industrial), Ca N'anglada y Sant Pere Nord.

Durante 2015, Mina llevó a cabo la primera fase de desvío de la cañería de impulso desde Abrera hasta Can Boada, proyecto en el que ha invertido 251.794 euros, así como la rehabilitación del edifico de la central elevadora de Can Poal. También se ha completado la rehabilitación de los filtros de arena para el tratamiento del agua en los pozos de Abrera, entre otras obras.

Mina asegura que las inversiones le han permitido mejorar la eficiencia hidráulica desde 2010, de tal manera que la compañía supera hoy, con un 79%, la media catalana del 76%.

En la ratio de eficiencia energética, la empresa ha reducido un 5,6% el nivel de consumo en kW-h/m3, "lo que ha significado que los incrementos constantes del coste de la energía no hayan repercutido negativamente en el recibo del agua". asegura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook