La Culturassa fue un gran escaparate de la cultura popular catalana de la ciudad

12.04.2016 | 08:38
La Culturassa fue un gran escaparate de la cultura popular catalana de la ciudad
El grupo musical Arreplegats pone a punto sus instrumentos mientras Castellers de Terrassa alzan el quatre de set, a media tarde.
El grupo musical Arreplegats pone a punto sus instrumentos mientras Castellers de Terrassa alzan el quatre de set, a media tarde.

La jornada que cada año organiza en el Parc de Sant Jordi la Coordinadora de Grups de Cultura Popular i Tradicional Catalana de Terrassa, y que intenta reunir el mayor número posible de ellos, tuvo el sábado más visitantes que nunca, y se desarrolló en un ambiente festivo, de difusión y de conocimiento mútuo entre las entidades. El programa se cumplió con puntualidad absoluta, desde el inicio de la cercavila, a las 10.30 de la mañana, en la Plaça Vella, con ruta hasta el parque, donde, tras la chocolatada, a las doce del mediodía comenzaron las actuaciones.

Geganters, Drac i Bruixes de Can Boada, Diables de la Maurina y Papallona de Sant Pere actuaron por la mañana, tras los cuales las colles de Amunt i Crits bailaron sardanas, con la música en directo de la cobla Principal de Terrassa. Después del "vermut de terregada" y la comida, las actuaciones se reemprendieron: Colla dels Federins, Bastoners de Terrassa, Drac Baluk Astharot i Diables de Ca N'Aurell, Diables de Sant Pere Nord, Bitxo del Torrent Mitger.

Puyas de bandoleros
"Esconded las carteras y bolsos, que tenemos un grupo de bandoleros", se escuchó seguidamente. Y apareció la resabiada cuadrilla del Ball de Serrallonga. Su intervención comenzó con luchas, de dos bandoleros armados con largos palos contra un ciudadano sospechosamente parecido a Marc Galí, luego entre ellos con floretes. Dos trabucazos, y un bandolero que, en pareados, dice a los "bienvenidos espectadores de esta noble ciudad", que venían a hacer un "ball parlat". "Us direm la veritat, la que no surt als diaris/ que dels fets, son notaris."

Otro dijo ser Joan de Serrallonga, y presentó a su acompañante Joana (que despertó gran vítor de voces masculinas), y uno más "el ilustre Capablanca, de la Serra de l'Obac, visc a la cova del Drac, res no tinc ni res em manca" (por la noche, consultaríamos "Els bandolers de Sant Llorenç del Munt", libro de referencia del tema, de Antoni Ferrando Roig, el gran escritor de nuestra montaña, para comprobar si era cierto). Y como es normal en los malhechores, el Ball de Serrallonga la emprendió contra la banda rival. "No ens confongueu pas mai amb els Bandolers de Terrassa/que de versos ni d'esglai/no es faran pas mai/ni faran cap ball/ només fum i soroll", dijeron. Se despidieron invitando a escuchar sus pejigueros "versots" el lunes de Festa Major y con su consabido grito de "Visca la terra! Mori el mal govern!".

Después, el Drac, Diables y la Pàjara de Terrassa, y la actuación castellera. Castellers descargaron el cinc de set, el quatre de set amb agulla, el quatre de set y el pilar de cinc, y Minyons el dos de set, el quatre de vuit, el cinc de set, un pilar de cinc y dos pilars de quatre. (El domingo, en la actuación de Can Jorba, en el Portal de l'Àngel de Barcelona, los malva descargaron el tres de vuit, el dos de vuit amb folre, el quatre de vuit y el pilar de sis.)

"Jocs d'amfitrions"
La Culturassa también tuvo una curiosidad inesperada: la grabación, a media tarde, del programa televisivo "Jocs d'amfitrions", que la Xarxa de Televisions Locals emit irá a partir de junio. Es un concurso que busca "el mejor anfitrión de Catalunya", con doce municipios en liza. La anfitriona de Terrassa es la exconcejal Teresa Casals, que con vestido modernista explicaba la Culturasssa a los once visitantes.

También hubo paradas de veinte entidades o grupos. Solo por la mañana estuvieron la Agrupació de Pessebristes (en su primer año en la Culturassa), Amics de Sant Antoni Abat (con burritos para que los niños pasearan) y Treure Ball; durante todo el día, los que actuaron más Ball de Gitanes y Bandolers. La jornada, que también incluyó la exposición "Gegants de paper", finalizó con una sesión de Treure Ball, con el grupo Arreplegats.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook