Isabel Marquès dice adiós al cargo de síndica de Terrassa

09.04.2016 | 04:22
Tras el fin de semana, Isabel Marquès dejará de ser la defensora del ciudadano de Terrassa.
Tras el fin de semana, Isabel Marquès dejará de ser la defensora del ciudadano de Terrassa.

Tras más de seis años en el cargo y una reconocida labor al frente de la institución, Isabel Marquès, la que ha sido durante más de seis años síndica de Greuges de Terrassa, dejará oficialmente el puesto a partir del próximo lunes. De hecho, Marquès comunicó formalmente su renuncia al Ayuntamiento a comienzos de esta semana, aunque la decisión no se hará efectiva hasta pasado el domingo. Ayer la síndica hizo pública su decisión a la ciudadanía a través de una carta abierta que encabezó con la frase "A la meva estimada Terrassa".

"Hoy me despido públicamente de mi cargo de Síndica municipal de greuges de Terrassa. El 28 de enero de 2010, el pleno municipal acordó designarme síndica y desde entonces he desarrollado esta labor con ilusión y compromiso hacia las personas, denunciando situaciones injustas o de desigualdad, y defendiendo la transparencia y los derechos de la ciudadanía hacia la administración municipal", rezaba el texto. Marquès ha ocupado la Sindicatura de Terrassa en funciones desde hace más de un año, puesto que su mandato se extinguió en enero de 2015. En aquel entonces, esta abogada de profesión muy vinculada a las entidades sociales de la ciudad aceptó la propuesta municipal de prorrogarse en la institución durante doce meses más, hasta enero de 2016. Pasado este periodo, Marquès volvió a aceptar tres meses más de prórroga en su labor, a la espera de que el gobierno local encontrara una figura para su relevo. La ausencia por ahora de un nuevo nombre que asuma las funciones de la Sindicatura y el hecho de que Marquès ya había tomado y anunciado la decisión de no continuar en el puesto ha acabado propiciando la renuncia oficial de la letrada.

Reglamento
Durante los más de seis años en los que ha sido la defensora de la ciudadanía, Marquès ha ejercido con una gran implicación personal y ha elevado la reputación de la Sindicatura. En este sentido, una de sus principales reivindicaciones ha sido la de pedir la revisión del vigente Reglamento de la Sindicatura municipal de Greuges de Terrassa. El gobierno local ya había anunciado su intención de redefinir este documento, que determina la actividad de la institución y que Marquès ha reiterado que se encuentra "desfasado".

Se da la circunstancia de que el próximo lunes, justo el día en que Marquès deja la sindicatura, el Ayuntamiento celebrará una junta de portavoces extraordinaria en que, como único punto del día, está la revisión del citado reglamento. Tras su renuncia, Marquès espera reincorporarse a su labor profesional como abogada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook