Cuadruplica la tasa máxima de alcoholemia 

09.04.2016 | 04:22

La Policía Municipal imputó el jueves a un conductor un delito contra la seguridad vial. Lo pararon unos agentes a las 4.25 de la madrugada en la avenida de Jaume I y le hicieron soplar. En una prueba de precisión dio un resultado de 1,01 miligramos, cuatro veces la tasa máxima de alcoholemia permitida. Unos minutos después otro conductor resultó imputado, pues unos agentes que lo habían interceptado en la carretera de Castellar comprobaron que no había tenido nunca permiso de conducir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook