Ca N´ Anglada consolida la Fira de l´Oliva con éxito de visitantes

05.04.2016 | 08:31
Ca N´ Anglada consolida la Fira de l´Oliva con éxito de visitantes

La plaza de Ca N' Anglada y las calles colindantes acogieron el sábado, durante todo el día, la segunda edición de la Fira de l'Oliva, una iniciativa comercial y lúdica dedicada a promocionar el aceite y sus productos derivados, así como recordar que el barrio, con su masía del siglo XVI, que aún permanece en pie, fue hace cinco siglos tierra de cultivo de olivos.

La cita registró, desde primera hora de la mañana, una gran afluencia de vecinos del barrio y también de fuera de él. Los visitantes pudieron recorrer más de cuarenta puestos de venta y exposición, participar en degustaciones y asistir a diferentes espectáculos. Para los más pequeños hubo talleres centrados en el aceite y sobre su historia en la Biblioteca Bd2.

Comerciantes y clientes agradecieron la feria. Para los primeros, como Kelly Roche, de Olivas La Abuela, elogiaron la iniciativa y aplaudieron la implicación del público. "Es una buena idea -dijo Roche- porque en Catalunya hay pocas manifestaciones en la calle dedicadas a la aceituna y esta de Ca N' Anglada tiene la virtud de que el visitante es muy receptivo".

El establecimiento de Olivas La Abuela era uno de los más atractivos en cuanto que desplegó en pocos metros aceitunas con diversas textura y color y de procedencia diversa: Andalucía, Catalunya, Extremadura e incluso Grecia. Para Roche, la comunidad andaluza es una de las más tradicionales y significativas en cultivo y producción. Y, por ende, también en el aceite. Joan Garcia, presidente de la AVV de Ca N' Anglada, estaba al frente de un puesto donde se vendía aceite de Abrucena. "Es un producto muy apreciado porque cuenta con un proceso muy artesanal", señaló Garcia quien evocó los lazos del pueblo de Abrucena (Almería) con Terrassa y el hecho de cada municipio tenga una calle dedicada de modo recíproco.

Los comerciantes exhibían productos para degustación y venta pero también difundían sus propiedades. Josep Maria Borràs, presidente de la cooperativa de Montbrió del Camp, manifestó que "invertir en un buen aceite con Denominación de Origen de Les Garrigues o de Siurana es invertir en salud y combatir el colesterol".

Energía a la ciudad
Los clientes agradecieron la feria y la sabiduría de los vendedores. Núria Mas y su marido, llegados del Centre, subrayaron que "ferias así deberían hacerse en todos los barrios porque dan energía y conectan a la gente y, además, aprendes cosas sobre los productos que siempre es bueno". Maria Carmen Vargas y Juana Barrionuevo, de Can Boada, calificaron la iniciativa de "curiosa y amena".

Visitantes del Centre, Can Boada y de otras muchas zonas. Y es que la Fira de l'Oliva de Ca N' Anglada quiere ser patrimonio de toda la ciudad. "Es una iniciativa para dinamizar el barrio pero al mismo tiempo romper con los estigmas y mitos que hay sobre él", recordó Àleix Pérez, presidente de la Associació de Comerciants de Ca N' Anglada. La feria cerró el telón en la calle pero sigue con el concurso y ruta de tapas de oliva hasta el domingo 10 de abril.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook