250 personas se podrán beneficiar del programa municipal para adecuar las viviendas de las personas mayores

04.04.2016 | 08:35
Baño adaptado para personas mayores
Baño adaptado para personas mayores

El Ayuntamiento de Terrassa se ha adherido al programa de adecuación de viviendas para personas mayores de la Diputación de Barcelona, lo que supondrá que unas 250 personas vulnerables de más de 65 años puedan adecuar elementos de sus viviendas para asegurar unas condiciones mínimas de accesibilidad, seguridad, higiene, habitabilidad o eficiencia energética. El programa se desarrollará a lo largo de dos años y supone una inversión de 400 mil euros de los que el Ayuntamiento de Terrassa aporta ochenta mil.
Al programa pueden acogerse aquellas personas mayores de 65 años que tengan dificultades para realizar sus actividades cotidianas y tengan acreditada la condición de discapacidad o dependencia; o los mayores de 80 años que vivan solas o acompañadas de otra persona mayor. Los servicios sociales municipales serán los encargados de seleccionar a los posibles beneficiarios de este programa y valorarán de forma personalizada cada uno de los casos para poder dar una respuesta adecuada a cada necesidad.

Cambiar la bañera por una ducha
El Ayuntamiento contratará diversas empresas para que lleven a cabo los trabajos en la vivienda de las personas seleccionadas para ser incluidas en el programa. Preferentemente se llevarán a cabo el cambio de bañeras por platos de ducha, la instalación de barandas o asideros, el cambio de instalaciones de gas por instalaciones eléctricas, o la eliminación de barreras arquitectónicas en el interior de las viviendas. Intervenciones que pretenden mejorar la calidad de vida de las personas mayores vulnerables. Noel Duque, concejal de Servicios Sociales, ha destacado que con la adhesión a este programa "el Gobierno municipal avanza en una de las prioridades del Plan de Mandato, la de garantizar la calidad de vida, la justicia social y el bienestar para todos". Y ha destacado que "una mejora tan sencilla como cambiar una bañera por un plato de ducha puede comportar un salto en calidad de vida de una persona o una pareja mayor, pero muchos de ellos no tienen la capacidad económica para hacer esta reforma. Un ejemplo más de como la crisis ha afectado derechos básicos, y de lo que se trata es de evitar estas situaciones".
El Ayuntamiento de Terrassa ha participado en este programa de la Diputació desde su primera edición en 2009, lo que ha permitido llevar a cabo un total de 240 intervenciones de este tipo hasta ahora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook