Sucesos

Roban un móvil a un menor de 13 años a punta de navaja

31.03.2016 | 04:21

Tres jóvenes, dos chicos y una chica, de 20, 21 y 23 años, atracaron con una navaja a un menor de 13 años para robarle el teléfono móvil. Horas después, el 25 de marzo, los detuvieron unos agentes de los Mossos d'Esquadra. Y un día después, salieron de los Juzgados en situación de libertad con cargos.

Aquella mañana, la del 25 de marzo, unos agentes de la policía autonómica ya habían identificado a los mismos sospechosos porque alguien llamó al cuerpo de seguridad para informar de un altercado protagonizado por tres personas. Parecía que los tres tipos estaban bajo los efectos el alcohol. Según el testimonio, estaban armando alboroto en el paseo del Vint-i-dos de Juliol. Una dotación de los mossos acudió al lugar indicado por el informante, encontró al trío, le tomó los datos y le dejó marchar, pues los jóvenes no tenían nada pendiente con la Justicia y no habían cometido ningún hecho delictivo. De momento, según los hechos que se sucedieron después.

Pasado un rato, a eso de las 9.30 de la mañana, la central de mossos supo de otro incidente, éste más grave; de un robo con violencia e intimidación, de un atraco sufrido por un menor de edad. Al parecer, el muchacho, de 13 años, había sido asaltado en la calle de Salmerón por tres individuos que blandieron una navaja para intimidarlo y robarle el teléfono móvil.

"Son los mismos", pensaron los mossos que habían intervenido poco antes con el trío cuando tuvieron conocimiento del atraco.

La descripción física facilitada por testigos concordaba con la de los tres chicos, dos hombres y una mujer, identificados en el paseo del Vint-i-dos de Juliol, no muy lejos del lugar donde había sido cometido el robo. Poco después, los tres fueron detenidos, no ha trascendido si juntos o por separado.

Vendieron el móvil en un un bar
Los dos chicos tienen 20 y 21 años respectivamente, son de nacionalidad española y viven en Terrassa; la chica cuenta 23 años y es vecina de Cardedeu. El móvil sustraído no apareció. Lo habían vendido de inmediato, al poco de robarlo, en un bar. Los agentes sí recuperaron la tarjeta del aparato.

Los detenidos pasaron a disposición del juzgado de guardia al día siguiente, el sábado. Salieron del Palacio de Justicia en situación de libertad provisional, con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook