La preinscripción escolar se inicia con un futuro incierto

31.03.2016 | 04:21
Primer día de preinscripción en la Escola El Vallès. Los padres priorizan la cercanía del domicilio con el centro.
Primer día de preinscripción en la Escola El Vallès. Los padres priorizan la cercanía del domicilio con el centro.

La preinscripción para el nuevo curso escolar se abrió ayer con normalidad y fueron muchas las familias que se acercaron a los centros y la Oficina Municipal de Escolarización (OME) para pedir información y tramitar la documentación requerida por Ensenyament.

La mayoría de visitas fueron de familias con hijos que, por primera vez, entraran en párvulos de 3 años (P3) y también de aquellas con hijos que han finalizado el 6º de primaria y empezarán el 1º de ESO. En este supuesto, hay que tener en cuenta que los alumnos de la red pública deben cambiar de centro y pedir plaza en un instituto o en una escuela concertada. En esta ocasión, la preinscripción para el curso 2016-17 presenta cambios sustanciales. La oferta de plazas en P3 se sitúa en 2.300, 150 menos con respecto al año anterior mientras que en 1º de ESO hay 2.370, noventa más que el curso pasado.

Desánimo en infantil
Son menos plazas de ingreso al sistema educativo a causa de la baja natalidad, la más importante en tres décadas. El hecho ha comportado de entrada el cierre de seis líneas en la red pública afectando a El Vallès, Font de l'Alba, La Nova Electra, Marquès Casals, Pere Viver y President Salvans.

Algunos de estos colegios, como El Vallès, manifestaron ayer que viven la nueva situación con cierto desánimo y desconcierto. "La reducción de la oferta en plena preinscripción -manifestó la directora Carmina Rodellar- provoca un efecto negativo en las familias con independencia de que tu escuela tenga un buen proyecto pedagógico y acredite buenos resultados".

Rodellar recordó que la nueva situación se hace extraña tras vivir una larga década de mucha demanda. "A partir del curso 2005-06, con el boom de natalidad y la inmigración, - explica- empezamos a incrementar el número de alumnos. Hubo cursos en los que teníamos las dos líneas llenas, con 27 y 28 estudiantes, y una línea más añadida (el "bolet"). Y para dar respuesta, Ensenyament construyó un edificio en el patio donde reubicamos infantil mientras que el edificio matriz acogía la primaria. Llegamos a tener hasta 550 alumnos y ahora serán 250". La directora considera que la reducción de plazas por la baja natalidad se hubiera tenido que realizar de forma más equilibrada y equitativa. "Hay seis escuelas públicas afectadas. Y yo me pregunto, ¿la caída de la demografía no es en toda la ciudad? Entonces, ¿por qué sólo repercute a la pública y a unos centros concretos y a nadie de la concertada?".

Preocupación en ESO
La situación de P3 cambia totalmente con respecto a la ESO. En esta etapa la preocupación reside en si habrá capacidad para dar respuesta a toda la demanda de las promociones de 6º de primaria. La oferta de 2.370 sale para dar cobertura. Otra cosa distinta es que las familias puedan acceder al centro que han solicitado en primera opción, una cuestión esta que pasaba cuando había tanta demanda en el segundo ciclo de infantil.

Con este escenario en P3 y 1º de ESO, la preinscripción para el nuevo curso se presenta como una de las inciertas de los últimos años. Lo es de un modo especial porque en P3 se han reducido seis grupos (150 plazas) pero cabe recordar que los datos que se barajan (350 natalicios menos) pueden llegar a doblar este número de grupos o superarlo. Y todo ello estará condicionado, como siempre, por el tipo de opciones que tomen las familias, tal como significó ayer la directora de la Oficina Municipal de Escolarización, Conxa Martínez.

De ahí que la conselleria de Ensenyament y por extensión su directora territorial, Carme Vigués, ya adelantaron que no hay nada cerrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas